Título original: Crash.
Nacionalidad: EE.UU.
Año: 2004.
Director: Paul Haggis.
Guión: Paul Haggis y Robert Moresco.
Reparto: Matt Dillon, Sandra Bullock, Michael Peña, Brendan Fraser, Ryan Phillippe, Don Cheadle, Jennifer Espósito, Terrence Howard, Thandie Newton, Chris “Ludacris” Bridges, Shaun Toub, Bahar Soomekh, Larenz Tate, Karina Arroyave, Loretta Devine, William Fichtner.
Duración: 115 minutos.

Cuando el 5 de marzo de 2006 “Crash” ganó la estatuilla a Mejor Película en los Oscar hasta los actores de la película pusieron cara de sorpresa. Para muchos otro filme debió llevarse el premio en un año en el que competían grandes películas como “Brokeback Mountain”, “Capote” (Truman Capote), “Munich” y “Buenas Noches y Buena Suerte” (Good Night and Good Luck), aunque particularmenente esta última me aburrió.

Pero, aunque probablemente “Brockeback Mountain” no ganara por ser catalogada como película sobre dos vaqueros gays, los cierto es que “Crash” no es una película que no mereciera ser considerada como la mejor del año, al contrario, es una muy buena película con un guión muy destacable, no obstante se llevó el Oscar a Mejor Guión Original, y que fue valiente también al tratar el tema del racismo. Tras revisionarla hace unos días en televisión, creo que hasta me ha gustado más que la primera vez que la ví, y eso que me encantó.

“Crash” es una historia sobre racismo en la que un montón de personajes de distintas razas y posición social inteactúan. Es una historia de personajes, de personas porque gente como los protagonistas del filme los podemos encontrar fácilmente.

Tenemos a un gobernador (Brendan Fraser) y a su mujer (Sandra Bullock), pareja de blancos acomodada en la que él claro queda que le pone los cueros con su ayudante personal (no lo dicen pero se insinúa en mi opinión). También a una pareja de policías en la que uno es un racista (Matt Dillon) y el otro supuestamente no Ryan Phillippe). También un productor de televisión (Terrence Howard) y a su mujer (Thandie Newton), ambos de color (si Thandie Newton no es negra yo soy china).

Hay dos amigos negros (Ludacris y Larenz Tate) que roban, una amilia de persas (Shaun Toub y Bahar Soomekh) a la que confunden con árabes y que tienen un supermercado, y un instalador de cerraduras (MIchael Peña) que huyó de su barrio por los tiroteos. Además, hay un detective negro (Don Cheadle) que junto a su compañera hispana (Jennifer Espósito) tiene que resolver un crímen, punto de partida del filme.

Sí, la película empieza cuando la policía llega al lugar del crímen y la historia es todo un flashback hasta descubrirse quién es el muerto, que precisamente es uno de los personajes que tiene relación con otro. En apenas dos horas este filme nos cuenta mucho de esas personas, de su vida y de sus prejuicios. De sus relaciones y de sus deseos. De, en algunos casos, por qué son como son.

Y se cruzan unos personajes con otros. El policía racista tiene una razón de peso para serlo pero a la hora de salvar una vida no le importa el color de piel. La insatisfecha y siempre enfadada mujer del gobernador se da cuenta de que su única amiga es alguien a la que considera inferior por ser de otro país. El policía que no consideraba racista se da cuenta de su error en un microsegundo. El hombre persa del supermercado seguro que acaba pensando que las armas las carga el diablo y que no se puede prejuzgar como hacen con él.

“Crash” no la considero un alegato contra el racismo sino un alegato de que el racismo está ahí y que no se aplica solamente entre blancos y negros, sino incluso entre los propios negros, los blancos y los latinos, los persas y los latinos, los negros y los coreanos… “Crash” nos muestra la realidad en una ciudad tan multiracal como es Los Ángeles, pero podríamos trasladarla casi a cualquier parte del mundo.

Fantástico guión con infimos pero importantes detalles (una caja roja de balas, un santo para poner en el coche), buenísimos personajes y gran, sí, gran película.

About these ads
Comentarios
  1. Syrio dice:

    Si, una muy buena película, el sorpresón de los Oscars en los últimos años. Recuerdo haber visto “Brokeback Mountain” unos dias antes de la ceremonia y dejarme un poco frío, deseando que ganase la película de Haggis que me pareció más redonda.

    Aparte de la cuestión del racismo, me dejó también la idea de que esa persona que en principio nos puede parecer detestable (Matt Dillon), tiene también su lado admirable (como se preocupa por su padre, como arriesga la vida por otra persona), así como la persona que resulta admirable (el polícia ejemplar que interpreta Ryan Phillippe) puede en cualquier momento cruzar la línea que pensamos que nunca cruzaremos, recordando que algún dia todos nos equivocamos.

    Buena peli, si.

    • Teléfila dice:

      Sí, sí, totalmente de acuerdo con lo que dices. El personaje de Matt Dillon es de esos que te entra mal pero poco a poco descubres por qué es como es y que lo da todo por su padre y por alguien que necesite su ayuda. Es todo lo opuesto a su compañero en un principio pero después ¿quién es peor? La línea que cruza, como dices, es una equivocación pero hasta se le puede llegar a entender. El miedo a veces te hace actuar al fin y al cabo, y eso es lo que le pasa a él. Pasa de ayudar al personaje de Terrence Howard a… “protegerse”, por decirlo sin spoilers.

  2. Lorea dice:

    Ya casi no me acuerdo de la peli, pero sí recuerdo lo mucho que me gustó cuando la ví.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s