Gigante, un clásico que merece la pena ver

Título original: Giant.
Nacionalidad: EE.UU.
Año: 1956.
Director: George Stevens.
Guión: Fred Guiol y Ivan Moffatt.
Reparto: Rock Hudson, Elizabeth Taylor, James Dean, Mercedes McCambridge, Dennis Hopper, Carroll Baker, Chill Wills, Sal Mineo.
Duración: 195 minutos.

Admito que tenía una idea equivocada sobre el argumento de “Gigante” antes de verla y es que nunca antes me había parado a visionarla (gracias TCM Clásico por el homenaje a Elizabeth Taylor). Creo que me esperaba bien una historia de amor o la historia de un hombre, James Dean, que había hecho algo especial para que le denominasen de esa manera.

“Gigante” incluye eso pero mucho más. “Gigante” es la historia de una familia a lo largo de un cuarto de siglo. Todo empieza cuando Jordan Benedict (Rock Hudson), alias Bick, va a Maryland a comprar un caballo propiedad de la familia Lynnton. Allí tiene sus más y sus menos de forma verbal con la hija mayor de los Lynnton, Leslie (Elizabeth Taylor), quien monta habitualmente el caballo. Jordan va a volver al rancho que tiene en su Texas natal, mientras que Leslie va a marcharse a Nueva York, pero un simple plano en el que vemos cómo el tren llega y el chófer de Benedict le dice que llegarán tarde sirve para que nos demos cuenta de que Leslie y Jordan sienten algo el uno por el otro, porque se paran en la vaya de la casa y ninguno de los dos se mueve.

Así, Leslie se convierte en la señora Benedict y en la nueva inquilina del rancho familiar, Reata, donde rivalizará con Luz Benedict (Mercedes McCambridge) hermana de Jordan. Nadie da un dólar porque Leslie se acostumbre a la vida de ranchera en medio del desierto de Texas, acostumbrada a la vida acomodada en la verde Maryland. Pero a Leslie ovarios no le faltan y no es que no se acostumbre, sino que empieza a realizar tareas en el rancho, a socializar con los vecinos y a ayudar a los más desfavorecidos del pueblo, los mejicanos, que aunque trabajan para los Benedict, están bastante mal vistos.

¿Y qué pasa en veinticinco años en la familia Benedict? Pues que tienen hijos, esos hijos crecen y Leslie y Jordan se convierten en abuelos. Hasta Reata se transforma entre generaciones.

Uno de los trabajadores de Reata cuando Leslie va a vivir allí es Jett Rink (James Dean), que consigue una parte de las tierras del rancho y pasa de trabajar para los Benedict a construirse su propia casa. De ser un currante don nadie algo pasa en la película que le hace convertirse en muchimillonario (con multimillonario me quedaría corta). Hay que decir que tensión entre los dos no había, pero a Jett le gustaba Leslie y particularmente creo que ella lo sabía.

“Gigante” no es una película que se haría hoy en día, tal vez a la gente le resultaría tedioso aguantar un filme de tres horas en el que se nos cuenta una historia de unas personas a lo largo del tiempo. Pero la película de George Stevens merece mucho la pena ser vista. No la tacharía de superproducción, pero es una buena película con unos buenos personajes. Leslie, ya decía antes, es una mujer con un par de ovarios. Por ser mujer no se considera inferior y nadie consigue que se calle si no quiere. Le interesa la política y, a pesar de sus orígenes, no le importa ni mancharse las manos ni ayudar a los desfavorecidos.

Por otra parte, tenemos a Jordan. Un hombre que ha seguido la tradición familiar llevando Reata y que quiere que sus hijos sigan ese mismo camino, aunque no todas las generaciones son iguales. Un hombre trabajador que ha logrado su pequeño imperio con un montón de ganado, que ha conseguido tener su propia familia y al que al final las cosas, en lo familiar, no le salen del todo como había pensado pero se conforma y es completamente feliz.

El trio protagonista, aunque James Dean tampoco apareciese mucho en la que fue su última película, lo cierra Jett. Como comentaba antes es un currante, un trabajador nato al que nadie le ha regalado nada y que consideraba como su mejor amiga a Luz Benedict porque, según decía, era quien mejor le trataba. Pero por mucho dinero que Jett consiga, no es feliz, es totalmente lo opuesto a Jordan y es que el ranchero tiene algo que él nunca conseguirá, a Leslie.

“Gigante” está basada en el libro del mismo nombre escrito por Edna Barber. Tuvo nueve nominaciones a los Oscar, entre ellas las de Mejor Actor para Hudson y Dean, Mejor Actriz Secundaria para McCambridge, Mejor Diseño de Vestuario, Mejor Guión Adaptado o Mejor Edición, ganando el de Mejor Director. Yo creo que, injustamente Liz Taylor no fue nominada.

Pero ¿quién es el gigante al que alude el título? Eso es algo que se descubre al final y que tiene mucho que ver con algo que Leslie le dice a Jordan en la última escena. De hecho, el tema central del filme se titula “There’s Never Been Anyone Else But You”, es decir, “Nunca ha Habido Nadie más que Tú” por lo que el gigante del título no es otro que Jordan.

Para terminar quería mencionar las muy buenas transiciones en las que se nos muestra el paso del tiempo, cómo un detalle tan ínfimo como que un niño juegue con un estetoscopio de plático o que una persona pise en el barro tienen mucho sentido después y una escena hacia el final de la película que tiene lugar en una cafetería en la que, sólo diré, hay una pelea.

En la película se trata también el machismo y el racismo.

Lo he dicho antes y lo repito, “Gigante” es una muy buena película cuyo visionado merece mucho la pena.