La Vida de David Gale, alegato contra la pena capital

Título original: The Life of David Gale.
Año: 2003.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: Alan Parker.
Guión: Charles Randolph.
Reparto: Kevin Spacey, Kate Winslet, Laura Linney, Gabriel Mann, Matt Craven.
Duración: 132 minutos.

Me acuerdo que cuando “La Vida de David Gale” salió en alquiler en 2003 la ví y me entusiasmó. El otro día tuve oportunidad de revisionarla y aunque ya no me gustó tanto como la primera vez que la disfruté, perder el factor sorpresa es lo que tiene, sigo pensando que es una buena película.

El filme trata sobre un profesor de filosofía de Texas llamado David Gale (Kevin Spacey) que está en el corredor de la muerte por violar y matar a su amiga Constance Harraway (Laura Linney) y que se pone en contacto con la periodista Bitsey Bloom (Kate Winslet) para contarle su historia y hacer saber a su hijo que no es lo que dicen que es. Bitsey tiene tres días antes de la ejecución de David para investigar su historia.

David y Constance eran compañeros en el grupo Deathwatch, una organización que estaba contra la pena de muerte. Eran buenos amigos y se unen mucho más después de que la mujer de David le abandonara y se llevara a su hijo con ella a España después de que una exalumna de nombre Berlin le acusara de violación falsamente. Así, David se apoya tanto en el alcohol como en Constance.

El filme empieza con Bitsey quedándose tirada con el coche y corriendo, un flashforward en toda regla porque después vemos cómo su jefe la envía a la prisión donde está Gale en Texas junto al becario de la revista para la que trabaja, Zack (Gabriel Mann). Después va tres días a ver a David Gale y sus conversaciones nos muestran en flashbacks su historia completa, hasta que le detienen durmiendo en su coche tras aparecer el cuerpo de Constance desnudo, esposado a la espalda, y con una bolsa de plástico atada en la cabeza.

Y, también en el metraje hay escenas de cómo un estrecho colaborador de Constance en Desathwatch, Dusty Wright (Matt Craven), sigue a Bitsey y Zack durante toda su estancia. Aparecen unas cintas de video mostrando la muerte de Constance y… contar más sería spoiler.

“La Vida de David Gale” es un buen filme que realiza un alegato contra la pena de muerte y que cuenta una historia que podría estar perfectamente basada en hechos reales. Kevin Spacey hace, si no el mejor, uno de los mejores papeles de su carrera que le debería haber valido una nominación al Oscar al menos, y Kate Winslet brilla como siempre. Laura Linney demuestra gran solvencia también.

Pero, “La Vida de David Gale” nos introduce también en medio de los hechos y nos situal al mismo nivel que Bitsey ya que a la vez que ella vamos obteniendo toda la información que nos va haciendo cambiar de opinión sobre ese hombre que espera el día de su ejecución.

Muy recomendable y con una escena hacia el final del filme, Kate Winslet corriendo igual que el el flashforward con el que comentaba antes que empieza la película, que realmente te encoge el corazón.