La Rosa, inmensa Bette Midler

Título Original: The Rose.
Año: 1979.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: Mark Rydell.
Guión: Bo Goldman.
Reparto: Bette Midler, Alan Bates, Frederick Forrest, David Keith, Doris Roberts.
Duración: 129 minutos.

“La Rosa” sería un biopic si la familia de la malograda Janis Joplin hubiese dado su permiso. No fue el caso y lo que iba a llamarse “Pearl” se acabó llamado “The Rose” y presentándonos a la ficticia estrella del rock Mary Rose Foster (Bette Midler), más conocida por su apodo The Rose o como Rose a secas, una chica de Florida que tenía mucho éxito pero también mucho poder de autodestrucción.

La película se centra en su última gira y bueno, al estar algo basada en Janis Joplin ya se sabe cómo va a acabar la película. De hecho, lo primero que se escuchan son unas casi imperceptibles palabras de Rose, por lo que podría decirse que casi todo el filme está contado como un flashback.

De Rose se sabe que se desenganchó de la heroína, que bebe más de la cuenta, que se le cambia el carácter muy fácilmente, que siempre le abandona todo el mundo (y yo creo que en realidad sabe por qué) y que está tan cansada que tras el último concierto en su ciudad natal quiere descansar. Ahí está el problema porque su amigo y manager, quien le dice que lo ha dado todo por ella, Rudge Campbell (Alan Bates) le dice queno puede y es que Rose es una máquina de ganar dinero. Millonaria, sí, pero solitaria también. Suele pasar ¿verdad?

Así que al final pasa lo que tiene que pasar. Una gran escena en una cabina telefónica, una última actuación ante su público…

Me ha gustado “La Rosa”. Bette Midler está inmensa en la que fue su primera gran película y dramática además, porque siempre ha sido una comediante. La nominaron al Oscar y al BAFTA a la Mejor Actriz no ganando ninguno pero sí el Globo de Oro. Para los Oscar el filme también estuvo nominado a Mejor Sonido, Mejor Edición y Mejor Actor Secundario, nominación para Frederick Forrest aunque me quedo con el papel de Alan Bates. Es curioso ver a Doris Roberts, la Mildred Krebs de “Remington Steele” haciendo de madre de Rose aunque, aparece un par de veces y no dice ni mu.

Y, Bette Midler interpreta todas las canciones, que son bastante buenas, que para eso es cantante. Canciones que a diferencia de otra película del estilo son interpretadas en directo. Su versión de “When a Man Loves a Woman” es de las mejores versiones que he escuchado. Recomendable filme que al menos a mí me ha tocado la fibra sensible aunque, como ya digo, se sepa desde antes de ver la película cómo va a acabar.