El Inocente…. ¿o no?

Título Original: The Lincoln Lawyer.
Año: 2011.
Nacionalidad: EE.UU..
Director: Brad Furman.
Guión: John Romano.
Reparto: Matthew McConaughey, Marisa Tomei, Ryan Phillippe, Josh Lucas, William H. Macy, Michael Peña, Frances Fisher, John Leguizamo, Michaela Conlin, Bryan Cranston, Laurence Mason.
Duración: 115 minutos.

Matthew McConaughey vuelve al drama para interpretar al abogado Mick Haller (ya hizo de abogado en una gran película llamada “Tiempo de Matar – Time to Kill”), personaje creado por el escritor Michael Connelly para su novela “The Lincoln Lawyer”, título original de la película también ya que Haller no va a ningún bufete a trabajar, lo hace desde su propio coche. Los métodos de Mick son poco ortodoxos y digamos que lo que más le importa de un caso es el dinero que puede ganar.

Un buen día le llega a las manos el caso de Louis Roulet (Ryan Phillippe), un joven acomodado al que se se acusa de haber asaltado, golpeado y casi violado a una chica. Roulet clama que es inocente y así empezará el trabajo de Mick y sel investigador que trabaja con él, Frank Levin (William H. Macy) para demostrarlo… o no, porque Haller no las tiene todas consigo.

“El Inocente” es una de esas películas que al principio más o menos sabes cómo va a acabar. Las películas en las que hay juicios de por medio pueden resultar tediosas en ocasiones pero esta no lo es. Eso sí, tarda mucho en entrar en materia, tres cuartos de hora para ser exactos en los que hay una presentación de quién y cómo es Mick Haller, y es que todo el filme se sustenta en la figura de Matthew McCounaughey un actor que está infravalorado por el tipo de películas que ha hecho desde la estupenda, ya mencionada, “Tiempo de Matar”. De hecho el propio actor dice que esa ha sido la mejor que ha hecho pero que envez de proporcionarle buenos papeles le llegaron las ofertas que le llegaron. De hecho, en “El Inocente” hay un momento que me ha recordado a aquella película basada en un libro de John Grissam: Haller, su secretaria y un papel importante que llega a tiempo en el juicio.

Pero una vez introduce al espectador en la historia, toda la trama va rodada hasta llegar a un previsible final pero muy bien pensado ya que si no hay un giro argumental este tipo de películas puede quedarse en un simple filme de juicios.

Además de Phillippe y Macy al protagonista le acompañan Marisa Tomei que interpreta a su exmujer, la ayudante del fiscal Maggie McPherson; el otro ayudante del fiscal que hace de acusación en el caso, Ted Minton (Josh Lucas); los detectives Lankford (Bryan Cranston) y Sobel (Michaela Conlin); la madre del acusado, Mary Windsor (Frances Fisher); o Michael Peña en un brevísimo papel.

A destacar los títulos de crédito del principio con un reflejo en el Lincoln de Haller que ya nos dice la ciudad en la que está, Los Ángeles, y toda la música que suena durante la película que es muy buen acompañamiento. Ah, y también cómo está rodada con cámara al hombro muchas veces ya que se nota en los saltos de la imagen.

No está mal.