Vigésimo aniversario de Thelma & Louise

Tal día como hoy, es decir, un veinticuatro de mayo pero del año 1991 se estrenó la que para mí, desde hace unos años, es mi película preferida. Hablo de “Thelma & Louise” un peliculón que antes de su estreno oficial en Estados Unidos en la fecha señalada, fue presentada en el Festival de Cannes de ese mismo año, también en mayo, aunque fuera de concurso. Recuerdo escuchar a Genna Davis hablar sobre esa presentación y mencionar cómo la sala de cine se quedómuda con la escena del intento se violación y cómo después todo el mundo empezó a aplaudir por la acción del personaje de Susan Sarandon en la película.

La debutante Callie Khouri tuvo la brillante idea de hace un guión mientras trabajaba en su oficina. Lo escribió en casa a mano y lo mecanografió en el trabajo. Así surgió “Thelma & Louise” la que se convirtió en una de las películas del año, tanto por aclamada como por criticada, y a la postre de la década y de la historia ya que muchas son las listas de “Las Mejores Películas” que la incluyen.

Thelma Dickinson (Geena Davis) es un ama de casa aburrida que tiene a un gilpollas de nombre Darryl (Christopher McDonald) por marido. Darryl pasa mucho de ella y es que en su primera conversación ya nos hacemos una idea de que él le pone los cuernos. “Cuánta gente compra una alfombra un viernes por la noche”, se pregunta Thelma mientras Darryl le dice que llegará tarde a cenar. Por ota parte tenemos a Louise Sawyer (Susan Saandon), una camarera a la que no parece gustarle mucho su trabajo y que tiene un buenazo como novio, Jimmy (Michael Madsen), músico de profesión al que ve más bien poco.

Un fin de semana deciden hacer una escapadita a la cabaña del jefe de Louise para relajarse, alejarse de la monotonía del día a día y pescar, aunque no tengan idea de ello. Claro que, una parada en un bar de carretera para comer algo provocará una situación que hará que el tranquilo y aburrido mundo de Thelma y Louise se ponga patas arriba. Thelma baila con un tío de nombre Harlan (Timothy Carhart) y con mala fama que la invita a unas cuantas copas. El alcohol y el bailoteo le sientan un poco mal a la chica y cuando salen al aparcamiento para tomar el aire, el caballero Harlan se vuelve agresivo cuando Thelma le dice que la deje en paz, que está casada y que no quiere nada con él. ¿Qué se le ocurre a Harlan? Bajarle las bragas e intentar forzarla. Por suerte llega Louise, empuñando la pistola que Darryl le regaló a Thelma, para que deje a su amiga en paz. Y Harlan lo hace, pero por su boca salen unas palabras que ofenden tanto a Louise que le dispara sin pestañear. Hay que decir que de las dos amigas Louise era la fuerte, la que tiraba del carro de Thelma, que era algo inocentona y se dejaba engañar bastante.

Aquí empieza la road movie, una dramática huída, a bordo del verde metalizado Cadillac Thunderbird del 66 de Louise, por varios estados en la que Thelma y Louise se redescubrirán a sí mismas, descubrirán lo que es ser libres y también el valor de su amistad. En esa huída harán cosas que nunca antes habrían pensado hacer por sobrevivir y hasta intercambiarán los roles, siendo Thelma la que al final acaba llevando las riendas.

Dos personajes memorables interpretados por dos grandes actrices que lo dieron todo para que cualquiera que viera la película entendieran por qué sus personajes actuaban como actuaban. Y de ahí las críticas de muchos que llamaron feminista a la película, la criticaron porque no veían bien que dos mujeres usasen un arma o explotasen un camión. Retrógrados, siempre hay. También hubo voces contrarias al final que no entendieron el por qué del mismo.

Pero, críticas negativas aparte, las positivas fueron muchas más. No solo recaudó en Estados Unidos casi tres veces más de lo que costó, sino que se llevó muchos premios. Callie Khourie se llevó el Oscar al Mejor Guión Original mientras que Geena y Susan vieron cómo Jodie Foster les arrebataba la estatuilla (siempre diré que fue tongazo y que deberían haberles dado una a cada una). Uno de seis nominaciones en las que no se incluyó la de Mejor Película. En los BAFTA sí que la película fue nominada, junto con otras sietenominaciones más pero se fueron de vacío. No así enlos Globos de Oro donde Khourie volvió a llevarse la palma.

Ridley Scott fue nominado a un total, según la IMDB de siete premios de los que se llevó tres, mientras que Geena Davis y Susan Sarando lograron dos premios compartidos a la Mejor Actriz y un premio individual para cada una.

“Thelma & Louise” es una gran película se mire por donde se mire. El guión es muy bueno, Ridley Scott la dirigió perfectamente, el reparto sobresaliente (además de los mencionados aparecen Harvey Keitel, Stephen Tobolowsky, Brad Pitt, Jason Beghe), la banda sonora memorable y la fotografía muy buena. Si hay películas de obligada visión, esta la incluiría en la lista.