Sol Naciente, previsible y aburrida

Título Original: Rising Sun.
Año: 1993.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: Philip Kaufman.
Guión: Philip Kaufman, Michael Crichton, Michael Backes.
Reparto: Sean Connery, Wesley Snipes, Harvey Keitel, Cary-Hiroyuki Tagawa, Ray Wise, Mako, Tia Carrere, Steve Buscemi, Stan Shaw, Tatjana Patzin.
Duración: 125 minutos.

No pintaba nada mal “Sol Naciente” en el anuncio de su emisión en televisión pero… me aburrí bastante viéndola. La historia, basada en el libro del mismo nombre escrito por Michael Crichton, empieza con un japonés, Eddie Sakamura (Cary-Hiroyuki Tagawa) y sus secuaces cantando una canción country en un karaoke de Los Ángeles (surrealista total) que será el principal sospechoso del asesinato de su novia Cheryl (Tatjana Patzin) en el edificio de una empresa japonesa durante una fiesta. La mujer es asesinada después de habermantenido relaciones sexuales en plan violento.

A la escena del crímen van los tenientes Tom Graham (Harvey Keitel y Webster Smith (Wesley Snipes) además del experto en Japón el capitán John Connor (Sean Connery). Principalmente los dos últimos son quienes se encargan de la investigación. Y persiguen a Eddie, y buscan uevas pruebas cuando algo inesperado sucede.

Los japoneses quedan a la altura del betún en el filme, mafiosos y viciosos ante todo, pero lo peor de todo es que la película tarda en arrancar y se hace bastante tediosa además desde el principio sabe quién ha sido el asesino. En serio, es tan obvio que da risa. No me gustó.