Pato-a-ven-tu-ras las llamamos…

Título original: DuckTales: The Movie – Treasure of the Lost Lamp.
Año: 1990.
Nacionalidad: Francia, EE.UU.
Director: Bob Hathcock.
Guión: Alan Burnett, Ken Koonce, David Weimers, Carl Barks.
Reparto: Alan Young, Terecn McGovern, Russi Taylor, Christopher loyd, Richard Libertiny, Rip Taylor.
Duración: 74 minutos.

De los dibujos que más me gustaban cuando veía “Club Disney” de pequeña eran los de “Patoaventuras” (DuckTales). Hace un par de días me enteré que Disney Channel emitía “Patoaventuras: la Película” y no pude resistirme a verla.

Doblada en español neutro, qué recuerdos de infancia, el filme cuenta cómo el Tío Gilito, Jaimito, Jorgito, Juanito y rosita van junto con Mcquad a buscar un tesoro. Les acompaña el guía Dijon que trabaja para el malvado Merlock (al que pone voz Christopher Lloyd). Encuentran una pirámide, entran en ella y dan con el tesoro, después de pasar ingeniosamente las trampas del lugar.

El tesoro incluye una lámpara maravillosa que a Gilito no interesa pero sí a Rosita que sela lleva. El tesoro lo coge Merlock, que con ayuda de un talisman puede convertirse en diversos animales. Así, el grupo debe huir de una especie de langostas con mala leche que quieren comérselos. Consiguen llegar a Patolandia cn la lámpara que los sobrinos pronto descubren que esconde a un genio. La lámpara es lo que Merlock quiere por lo que con ayuda de Dijon intentará arrebatársela a la familia.

La película no habrá llegado a clásico Disney pero es muy entretenida, tiene buena dósis de humor y una historia de aventuras. Muy entretenida con la típica escena de Gilito lanzándose sobre el dinero y la sintonía de los dibujos al final.