The Blind Side, la historia de Michael Oher

Título Original: The Blind Side.
Año: 2009.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: John Lee Hancock.
Guión: John Lee Hancock.
Reparto: Sandra Bullock, Quinton Aaron, Tim McGraw, Jae Head, Lily Collins, Ray McKinnon, Kathy Bates, Kim Dickens, Adriane Lenox.
Duración: 129 minutos.

Michael Lewis plasmó en un libro la historia real de Michael Oher un adolescente afroamericano que fue acogido por una familia en Memphis. Michael, al que interpreta muy bien Quinton Aaron, o “Big Mike” como le apodan, no sabe quien es su padre y como su madre es drogadicta le envían a muchos hogares de acogida. Al final, gracias a un exjugador de fútbol americano con el que acaba viviendo antes de que su mujer le eche de casa, entra en un colegio gracias a que el hombre convence al entrenador Cotton (Ray McKinnon) de que Mchael es su chico.

Pero a Michael todo le suena a chino en el colegio y si no es por la profesora Boswell (Kim Dickens) le hubiesen echado de allí a las primeras de cambio. Ella se da cuenta de que el chico no es tonto y que deben darle una oportunidad. Para oportunidad la que le da Leigh Anne Tuohy (Sandra Bullock) que yendo con su marido e hijos en coche una fría noche lo recogen y se lo llevan a casa.

Los Tuohy son ricos porque el cabeza de familia, Sean (Tim McGraw), fue jugador de baloncesto e invirtió su dinero en abrir un montón de restaurantes de comida rápida. Así, Michael pasará a ser uno más de la familia junto con los hijos del matrimonio, Collins (Lily Collins) y S.J. (Jae Head).

The Blind Side es una bonita historia de superación gracias a la que Sandra Bullock se llevó su primer Oscar, en la que, como ya he dicho, Quinton Aaron hace un gran papel, donde Kathy Bates está estupenda en su breve aparición como la tutora de Michael y en la que podemos encontrar a un pequeño robaescenas llamado Jae Head.

Particularmente, me ha gustado mucho el filme y es de agradecer que hasta por medio del personaje de Leigh Anne se planteasen varias cosas que no voy a desvelar porque serían spoiler. Tiene sus momentos graciosos y su dósis justa detocar la fibra sensible. Muy recomendable.