Adiós Pequeña, Adiós o el buen hacer como director de Ben Affleck

Título Original: Gone Baby Gone.
Año: 2007.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: Ben Affleck.
Guión: Ben Affleck, Aaron Stockard.
Reparto: Casey Affleck, Michelle Monaghan, Ed Harris, Amy Ryan, Titus Welliver, Amy Madigan, Morgan Freeman.
Duración: 130 minutos.

Había escuchado buenas críticas del debut como director del actor y guionista Ben Affleck así que al ver “Adiós Pequeña, Adiós” en la biblioteca no me lo pensé dos veces para cogerla.

El filme se basa en una novela de Denis Lehane, que ya vió “Mystic River” y “Shutter Island” adaptadas a la gran pantalla y que tiene entre sus créditos haber realizado la historia para tres episodios de esa más que buena serie llamada “The Wire”.

El argumento trata sobre una pareja de detectives, Patrick Kenzie (Cassey Affleck) y Angie Gennaro (Michelle Monaghan) que son contratados por Bea McCready (Amy Madigan) la tía de una niña que ha desaparecido. El marido de Bea, Lionel (Titus Welliver, el humo negro de “Perdidos- Lost”) no está muy convencido de qe investiguen y la madre de la criatura, Helene (Amy Ryan, la Beadie de “The Wire”), es una yonqui alcohólica que parece pasar bastante de la criatura.

Claro que aparte de Patrick y Angie, la policía, con Remy Bressant (Ed Harris) a la cabeza de la unidad liderada por Jack Doyle (Morgan Freeman) cuya hija fue asesinada cuando era pequeña, también investiga. Y la pareja colabora con la policía en intentar encontrar a la pequeña Amanda, que así se llama la niña.

Contar más sería desvelar demasiado del filme (película que cuenta con un muy buen giro hacia la mitad) por lo que voy a pasar a alabar el buen hacer dirigiendo que tiene Ben Affleck, un chico que como actor nunca me ha desagradado aunque no sea un grande, y que como guionista ha demostrado su buen hacer también. Hay planazos a lo largo de las más de dos horas de película y además presenta una imagen bastante gris de Boston y de un barrio del extrarradio de la misma de clase tirando a baja.

No puedo olvidarme del reparto con un Casey Affleck que interpreta un personaje que le va como anillo al dedo, una Michelle Monaghan que creo quenunca había visto en una película y que defiende muy bien su personaje, las dos Amys (Madigan y Ryan) a quienes conozco de la televisión y que bordan sus papeles, o los siempre solventes porque son muy buenos actores Ed Harris y Morgan Freeman, aunque este último sale unos cinco minutos. Además, siempre está bien ver a Titus Welliver y a otro viejo conocido de “The Wire”, Michael Kenneth Williams (el gran Omar Litle de la citada serie).

Es una película muy recomendable cuyo final, así como una escena relacionada con el personaje de Patrick, da que pensar.