Décimo Aniversario del 11-S: World Trade Center

Título Original: World Trade Center.
Año: 2006.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: Oliver Stone.
Guión: Andrea Berloff.
Reparto: Nicolas cage, Michael Peña, Maria Bello, Maggie Gyllenhaal, Brad William Henke, Jay Hernández, Michael Shannon, Stephen Dorff, Frank Whaley, Jude Ciccolella, William Mapother, Armando Riesco, Jon Bernthal, Nicholas Turturro.
Duración: 124 minutos.

¿Quién no recuerda dónde estaba aquel 11 de septiembre de 2001? El país más poderoso del mundo fue atacado y un símbolo como era el World Trade Center quedó reducido a escombros tras el impacto de dos aviones secuestrados. Aquel día perecieron más de dos mil setecientas personas entre trabajadores del Trade Center, policías, bomberos y, por supuesto, los pasajeros y tripulación de los dos aviones. En total fueron casi tres mil con quienes iban en los otros dos vuelos secuestrados y los que encontraron la muerte mientras trabajaban en el Pentágono.

Cinco años después del desastre Oliver Stone estrenó “World Trade Center” un filme que no se centra en los acontecimientos de ese día, sino que esla historia de lo que vivieron dos policías de la Autoridad Portuaria de Nueva York, el sargento John McLoughlin (Nicolas Cage) y el agente Will Jimeno (Michael Peña) así como sus familias. Lo que ellos y sus respectivas mujeres, Donna (Maria Bello) y Allison (Maggie Gyllenhaal) contaron fue plasmado en el guión realizado por Andrea Berloff.

McLoughlin se despierta para empezar lo que supone que va a ser otro día normal en la ciudad de Nueva York. Tanto él como el resto de la gente que temprano pasea el perro, coge el metro y mantiene una conversación sobre béisbol o el revisor pide los billetes de autobús para ver que todos los pasajeros han pagado su billete. Pero pronto los agentes de la Autoridad Portuaria de Nueva York son llamados a la central tras sus primeras asignaciones porque parece que un avión se ha estrellado contra la torre norte del World Trade Center, la número 2. Eran las 8:46 de la mañana y los policías van a ver qué pueden hacer. McLoughlin, conocedor por su anterior trabajo del lugar y quien estuvo en el atentado de 1993 reúne a tres voluntarios que serán cuatro finalmente para ir a evacuar a la gente de la torre pero una explosión, el impacto del segundo avión contra la torre 1, sacude la zona en la que están y corren a refugiarse mientras los escombros empiezan a caer.

De los cinco que iban únicamente acaban quedando el sargento y Jimeno, ambos atrapados sin poder moverse. Sus familias no saben dónde se encuentran y ni tan siquiera si habían entrado dentro del Center.

Tras un espectacular inicio hasta el derrumbe que les sepulta, en veinticinco minutos Oliver Stone nos pone en situación de lo que sucedió aquella mañana. No vemos ningún avión chocar sino una sombra en un edificio y una de las Torres Gemelas. Hay papeles volando, humo, heridos ensangrentados y caras de estupefacción.

La hora y media pasada siguiente del filme es una sucesión de escenas entre McLoughlin y Jimeno que hablan sobre sus familias, sobre ellos y recuerdan escenas con sus seres queridos; así como escenas del sufrimiento y desesperación de sus mujeres.

La casualidad quiso que un exmarine, Dave Karnes (Michael Shannon), se enfundara de nuevo el traje de faena y fuera a buscar supervivientes entre los escombros y oyese, junto a otro marine que se encontró de camino, el ruido que hizo Jimeno con una tubería. Así los servicios de rescate junto con bomberos y voluntarios pudieron rescatar a los dos hombres atrapados. Solamente sacaron a veinte personas de los escombros, el agente Will Jimeno fue el número 18 y el sargento John McLoughlin el número 19.

Hay realmente escenas muy huenas como la de Allison en la farmacia con su hermano y su cuñada preguntándose qué hace allí o cuando sale echa un basilisco del coche porque la luz del semáforo no cambia, los fantasmas de McLoughlin porque piensa que ha fallado a su mujer, Jimeno intentando mantener con verborrea despierto a su sargento aunque fuese a base de comentarios banales, las gracias que le da de todo corazón Donna a una mujer que no sabe dónde está su hijo y el alivio de ese abrazo necesitado por su parte o la pregunta de “¿dónde están los edificios?” que Will hace cuando le sacan.

“World Trade Center” me emocionó cuando fui a verla al cine y lo ha vuelto a hacer porque es una historia muy bien contada, bien filmada y que toca la fibra sensible porque aunque lo viviéramos de lejos ¿a quién no le siguen poniendo las imágenes de aquel día la piel de gallina? Un buen filme.