La Matanza de Texas: La Nueva Generación… Corre, Renee, Corre

Título Original: Texas Chainsaw Massacre: The Next Generation.
Año: 1994.
Nacionalidad: EE.UU.
Director: Kim Henkel.
Guión: Kim Henkel.
Reparto: Renee Zellweger, Matthew McConaughey, Robert Jacks, Tonie Perenski, Lisa Newmyer, Joe Stevens, John Harrison, Tyler Cone.
Duración: 95 minutos.

Cuando una decide ver un filme como este y más tras calificar de bodriete la película original de Tobe Hooper, sabe a lo que va. Sí, sabía que iba a ver una película mala pero tenía curiosidad por ver a Matthew McConaughey haciendo de loco malote y a Renee Zellweger antes de que se hicieran estrellas de Hollywood, que en el caso de Matthew fue al año siguiente de estrenar este filme, en 1995, con la gran “Tiempo de Matar” (A Time to Kill).

Un grupo de amigos va a su baile de promoción pero algo pasa con una de las parejas y al final los cuatro acaban yéndose por una oscura carretera en coche. Tienen un accidente y el conductor del otro coche resulta herido por lo que uno de nuestros cuatro protagonistas se queda con él mientras los otros tres, entre los que está la que será la heroína del filme, por llamarla de alguna manera, Jenny (Renee Zellweger).

Los candidatos a convertirse en cadáver no tardarán demasiado en toparse con el asesino de la motosierra, un Leatherface (Robert Jacks) patético, y sus secuaces que ganan más protagonismo, sobre todo Vilmer Slaughter (McConaughey), el tio loco de la grúa.

en la película hay un homenaje a la original, una escena en la que a la amiga de Jenny, Heather (Lisa Newmyer), la cuelga Leatherface de un pincho para la carne cuan jamón, pero un jamón gritón porque me rio yo de la otrora “Reina del Grito” Jamie Lee Curtis, esta chica la supera con creces. Y que a esto le llamen película de terror… Terror puede dar lo mala que es, pero es algo que se ve a la legua. Ahora, lo que me reí…

Sí, sí, me reí un montón porque el guión no hace aguas, se hunde directamente, las interpretaciones son malísimas pero las situaciones son casi hilarantes. Como no quiero spoilear para quien quiera disfrutar de este filme (no lo considero bodrio por malo que sea porque me reí mucho) solamente pondré un ejemplo:

Un coche, en cuyo maletero va uno de los protagonistas, va por la oscura carretera derecho a la casa de Leatherface. Se para porque ve al jamón gritón, es decir a Heather, arrastrándose por el suelo. No se sabe cómo ha acabado Heather ahí, pero sale de la nada (no es la primera vez que pasa algo así en la película, todo sea dicho). Pues bien, el conductor del coche se baja y se dirige donde Heather, coge una ramita del suelo y le empieza a pegar bastante suavemente. Heather le suplica que no le pegue y el conductor le responde que vale pero que no se le ocurra escaparse.

Es solamente un ejemplo pero hay muchas escenas disparatadas de ese pelo. Y acabo hablando de la heroína Jenny, un personaje que es la típica chica se supone que feucha con gafas y que como nadie quería ir con ella al baile su mejor amigo la sacó del apuro para que fuera con él. Pero Jenny es quien se enfrenta a Leatherface compañía y más que Franka Potente en “Corre, Lola, Corre” (Lola Rennt) se paga unas carreras por en medio del bosque, escaleras arriba, por el tejado… Sí, la amiga Renee estaba en plena forma en sus años más mozos. Diez años después ganó el Oscar pero ya se había hecho un nombre.

En fin, que es una película muy mala pero hay comedias peores.