La Boda de mi Novia o cómo Patrick Dempsey se convierte en dama de honor de su mejor amiga

Título Original: Made of Honor.
Año: 2009.
Nacionalidad: Estados Unidos, Reino Unido.
Director: Paul Weiland.
Guión: Adam Sztykiel, Deborah Kaplan, Harry Elfont.
Reparto: Patrick Dempsey, Michelle Monaghan, Kevin McKidd, Chris Messina, Kadeem Hardison, Richmond Arquette, Sydney Pollack, Katheleen Quinlan, Busy Phillips, Whitney Cummings, Emily Nelson, Kevin Sussman.
Duración: 101 minutos.

Se agradece que cuando se viaja en autobús el chófer ponga películas actuales, más o menos. Esta es una de esas que tenía pendiente para ver y ya puedo tacharla de mi lista mental. Claro que, si todavía no la había visto es porque mi lista mental tiene lagunas… pero eso como que da igual.

Como traducir el título original les pareció mala idea le encasquetaron al filme el horripilante nombre de “La Boda de mi Novia” que es una mentira como una casa, porque Tom (Patrick Dempsey) y Hannah (Michelle Monaghan) no son novios sino amigos.

Durante una noche de Halloween en la universidad, Tom se equivocó de habitación y casi se metió en la cama de Hannah. Los típicos reproches derivaron años después en una férrea amistad hasta tal punto que los dos protagonistas lo hacen casi todo juntos, menos jugar al baloncesto y acostarse. Tom es un ligón empedernido que tiene muchas reglas para las relaciones, mientras que Hannah está bastante centrada en su trabajo.

Tom tiene de consultores a su grupo de amigos con los que juega al baloncesto y a ellos les confiesa que está enamorado de Hannah cuando esta tiene que marcharse a Escocia por motivos de trabajo. Pero claro, Hannah conoce en el país a Colin (Kevin McKidd) y se lo lleva a Estados Unidos para que conozca a Tom que justo cuando va a declararle su amor se lleva un chasco porque su mejor amiga va a casarse con un escocés pelirrojo que parece perfecto.

Y claro, aunque Hannah tiene sus amigas, que parecen sacadas de “la Boda de mi Mejor Amiga” (Bridesmaids) aunque esta película que nos ocupa es anterior a la coescrita por Kristin Wiig, le pide a Tom algo muy particular, que sea su dama de honor. Pero Tom tiene un plan, recuperar a Hannah ¿lo conseguirá? Tendréis que ver la película pero que nadie se tome como spoiler el que diga que es una película totalmente previsible de esas que al saber de qué va se intuye cómo acabará.

Patrick Dempsey es el protagonista absoluto del filme y cumple (y sale muy guapo, para qué negarlo), tiene química con Michelle Monaghan y la relación de amistad que mantienen ambos personajes está bastante bien definida. No es una gran película del género romántico pero se deja ver y tiene alguna pincelada cómica. No se sueltan carcajadas pero al menos alguna sonrisa que otra sí que sale. Correcta, sin más.