Pesadilla en Elm Street 5, Alice y Freddy se enfrentan de nuevo

Título Original: A Nightmare on Elm Street 5: The Dream Child.
Año: 1989.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Stephen Hopkins.
Guión: John Skipp, Craig Spector, Leslie Bohem.
Reparto: Robert Englund, Lisa Wilcox, Kelly Jo Minter, Danny Hassel, Nicholas Mele, Erika Anderson, Joe Seely, Beatrice Boepple.
Duración: 89 minutos.

¿He dicho ya que Freddy Krueger (Robert Englud) es como el conejito de Duracell? Dura y dura y dura. Da igual que Nancy Thompson (Heather Langenkamp) acabe con él, que lo haga Lisa (Kim Myers), que lo intente Kristen (Patricia Arquette y Tuesday Knight) o que lo haga Alice (Lisa Wilcox) porque el puñetero Freddy se las ingenia para aparecer una y otra vez.

“Pesadilla en Elm Street 5” no sigue la estela humorística de la cuarta parte pero no me digáis por qué, me entretuvo más. Alice vuelve a sufrir a Freddy y la pérdida de sus amigos y todo porque está embarazada y Krueger quiere volver a la vida utilizando al hijo aún no nacido de la chica.

¿Cómo eliminar a Freddy esta vez? Con la monja, esa que nos muestran en la tercera parte de la saga y que no es otra que Amanda Krueger (Beatrice Boepple) quien fue encerrada por accidente en el psiquiátrico que sale en el tercer filme, precisamente, y donde nació Freddy Krueger.

Hay muertes, hay buenos efectos especiales y se repite la historia de cómo llegó Krueger al mundo pero esta vez nos la muestra visualmente. No es una buena película pero tampoco la peor de la saga y no aburre en ningún momento, al menos a mí no lo hizo.