Un Dios Salvaje, 75 minutos de genial conversación

Título Original: Carnage.
Año: 2011.
Nacionalidad: Francia, Alemania, Polonia, España.
Director: Roman Polanski.
Guión: Yasmina Reza, Roman Polanski.
Reparto: Jodie Foster, John C. Reilly, Kate Winslet, Christoph Waltz.
Duración: 80 minutos.

Se abre el telón, es decir los títulos de crédito, suena la música de Alexandre Desplat y se ve a unos niños en un parque neoyorkino. Uoo de esos niños atacaa otro con un palo mientras el resto de amigos intercede por víctima o atacante.

Los padres de Zachary Cowen, el atacante, Nancy (Kate Winslet) y Alan (Christoph Waltz), acuden a la casa de los padres de Ethan Longstreet, la víctima, Penelope (Jodie Foster) y Michael (John C. Reilly) para tratar el asunto e intentar llegar a una solución. Pero pronto surgen los problemas por los diferenets puntos de vista de los protagonistas de esta obra teatral de Yasmina Reza llevada a la pantalla grande con cuatro interpretaciones muy buenas de las personas que se tiran setenta y cinco minutos hablando sin parar.

Hablan del incidente, del matrimonio, de la cruedad animal, del perdón, de arte… Y aunque los dos matrimonios crean que sus rivales son peores que ellos, los dos son muy similares. Y, los créditos finales con la música de Desplat y las imágenes del parque son una auténtica ironía de lo visto durante los 75 minutos anteriores. De todas formas ironía y algo de humor no le falta al filme.

Para mí, una de las mejores películas del año con, como decía, cuatro buenos actores dándo lo mejor. Muy recmendable.