La Semilla del Diablo, o cómo Rosemary se queda embarazada del mismísimo demonio

Título Original: Rosemary’s Baby.
Año: 1968.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Roman Polanski.
Guión: Roman Polanski.
Reparto: Mia Farrow, John Cassavetes, Ruth Gordon, Sidney Blackmer, Maurice Evans, Ralph Bellamy, Victoria Vetri.
Duración: 136 minutos.

El lumbrera que tradujo el título original de esta película basada en un libro de Ira Levin al castellano como “La Semilla del Diablo”, soltó un gran spoiler y quitó a los espectadores el factor sorpresa de la película. ¿Influye en el resultado? Un poco, en mi opinión.

Una mujer muere en un edificio de Nueva York y su piso va a parar a manos de los Woodhouse, una joven pareja formada por Rosemary (Mia Farrow) y Guy (John Cassavetes). En el piso ha inquietantes frases escritas en la pared y un armario muy bien tapado por varias cosas. Y, también hay un supuesto suicidio, lo que hace que los Woodhouse se hagan “amigos” de los Castevet, Minnie (Ruth Gordon) y Roman (Sidney Blackmer), un matrimonio de la tercera edad que no dudan en aparecer cada dos por ters en casa de sus vecinos.

Rosemary y Guy quieren ser padres y ella se queda embarazada después de tener una extraña pesadilla y todo parece ir de una manera normal, aunque con intromisiones por parte de terceros, hasta que nuestra protagonista se empieza a oler algo raro lo que le llevará a tener que tomar una decisión.

“La Semilla del Diablo” se podría englobar en los clásicos del cine de terror aunque no da miedo, ni susto, vaya. La acción se sigue muy bien aunque llega un momento en que todo se va un poco de las manos aunque el señor Polanski demostró su buena visión como director y Mia Farrow brilla mucho durante todo el filme porque el peso del mismo lo llevó ella.

A pesar de que la historia se vuelva algo extraña, lógico por otra parte, y la calidad de la película se resienta algo, lo cierto es que es un filme que merece la pena verse. Nominada a dos Oscar, se llevó el de Mejor Actriz Secundaria para Ruth Gordon, pero no el de Mejor Guión Adaptado.