Shrek Tercero, muy inferior a sus predecesoras

Título Original: Shrek the Third.
Año: 2007.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Chris Miller, Raman Hui.
Guión: Jeffrey Price, Peter S. Seaman, Chris Miller, Aron Warner.
Reparto: Mike Myers, Eddie Murphy, Cameron Diaz, Julie Andrews, Antonio Banderas, Rupert Everett, John Cleese, JUstin Timberlake, Amy Poehler, Maya Rudolph, Larry King, John Krasinski.
Duración: 93 minutos.

¿Cuál es el problema de una película que triunfa? La avaricia. ¿La avaricia? Sí, porque de algo susceptible de hacer caja no se duda a la hora de hacer secuelas. A veces las secuelas son buenas e incluso pueden superar al filme original, pero otras veces dejan la sensación de que jamás deberían haber sido creadas. Esto, precisamente, es lo que pasa con “Shrek Tercero”.

La historia da comienzo cuando el rey de Nunca Jamás muere y como Shrek no quiere convertirse en monarca tiene que encontrar al jovenzuelo Artie para que se convierta en rey pero, claro, el Príncipe Encantador quiere el puesto y decide aunar fuerzas contra los malotes del lugar (brujas, el Capitán Garfio, el Lobo Feroz, etcétera) para hacerse con el control del reino.

Así mientras el ogro verde, Asno y el Gato con Botas van a buscar a quien ocupe el trono, el Príncipe Encantador y sus secuaces llegan al reino donde secuestran a la princesas, entre ellas Fiona y su madre. Pero ¿conseguirá el Príncipe su propósito? La respuesta es bastante clara.

Este filme está muy lejos de sus predecesoras y se me hizo bastante aburrido. No tenía tanto humor y la trama tampoco es que sea nada del otro mundo. Muy prescindible.