Burlesque, bienvenidos al cabaré

Título Original: Burlesque.
Año: 2010
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Steve Antin.
Guión: Steve Antin.
Reparto: Cher, Christina Aguilera, Stanley Tucci, Cam Gigandet, Kristen Bell, Peter Gallagher, Eric Dane, Glyn Turman, Dianna Agron, Alan Cumming, Chelsea Traille.
Duración: 119 minutos.

Los Ángeles, la ciudad de las oportunidades, la urbe donde los sueños se pueden hacer realidad, el lugar al que llega Ali (Christina Aguilera), una chica que deja su pueblo en el profundo Estados Unidos y su trabajo como camarera porque quiere que su vida de un vuelco.

Buscando empleo llega a Burlesque un cabaré regentado por Tess (Cher), toda una leyenda que cada noche presenta un espectáculo musical en el que sus chicas bailan mientras hacen playback. El local es mítico en la ciudad pero eso no le salva de todas las deudas que tiene y parece que la única solución que le queda para salvarlo es aceptar, como pretende su ex y socio en el negocio Vince (Peter Gallagher), la oferta de compra de Marcus (Eric Dane), un hombre que se dedica al negocio inmobiliario.

Ali se hace enseguida amiga de Jack (Cam Gigandet), camarero del local que también fue desde lo profundo del país a la ciudad de las estrellas en busca de su sueño, componer música, pero ni Tess ni Nikki (Kristen Bell) la bailarina principal del local se lo pondrán fácil. ¿Conseguirá Ali triunfar? ¿Salvará Tess Burlesque?

La historia carece de originalidad y es bastante previsible en todo pero está bien contada, los números musicales, videoclip de Cher en medio incluido, están logrados y los personajes no son planos como pasa en otros filmes. Es una película con mucha música donde Christina Aguilera defiende bien su papel, donde Stanley Tucci vuelve a desmostrar sus dotes cómicas y donde el papel de Tess lo interpreta la persona más adecuada porque Cher es mucha Cher y lo cierto es que parece que se interpreta a ella misma.

Y, además de música tenemos amor, desamor, confianza, amistad y hasta familia. Un filme entretenido y recomendable para quien disfrute normalmente con este tipo de historias.