Corazones Rebeldes, un gran documental, para reir y llorar, sobre un coro de lujo

Título Original: Young@Heart.
Año: 2007.
Nacionalidad: Reino Unido.
Dirección: Stephen Walker, Sally George.
Reparto: Joe Benoit, Eileen Hall, Helen Boston, Fred Knittle, Joe Mitchell, Dora B. Morrow, Bob Salvini, Bob Cilman, Louise Canady, Elaine Fligman, Jean Florio, Stan Goldman, Len Fontaine.
Duración: 107 minutos.

Northampton, Massachussets (Estados Unidos). Stephen Walker se dispone a seguir al coro Young@Heart (leído Young at Heart) en sus ensayos durante seis semanas antes de que presenten un espectáculo en el teatro local previo a su nueva gira. Claro que este coro tiene una particularidad y es que la edad media del mismo es de ochenta y un años, siendo Joe Mitchell con 73 años el miembro más joven y Eileen Hall la mayor con 92.

Dirigidos por Bob Cilman, el coro deberá ensayar seis nuevas canciones y Bob no se lo ponen nada fácil aunque ellos se esfuerzan como si les fuera la vida en ello, aunque en cierta medida les va ya que el coro les encanta. Alli han hecho amigos, se mantienen activos, hacen funcionar a su cerebro y han tenido la oportunidad de viajar por su país y por Europa. De hecho al director del documental se le ocurrió filmarlo cuando les vio en concierto en Londres quedándose alucinado de lo que los miembros del coro eran capaces de hacer.

Así, durante el metraje se les ve ensayar, hay breves entrevistas en sus domicilios e incluso hablan sus familias. La mayor parte la ocupan los ensayos y el concierto pero hay muchos momentos para reirse ya que a algunos miembros del coro humor no les falta, qué grande Eileen Hall en especial (¿dónde hay que firmar para llegar así a la edad que tenía cuando se rodó el documental?), pero también hay varios momentos tristes que a mí me hicieron llorar de lo lindo porque, sin conocerles de nada los señores y señoras que aparecen en el documental provocan tanta ternura que es imposible contener las lágrimas cuando la vida no les sonríe.

Los integrantes de Young@Heart cuando este documental fue grabado demostraron que el rock no tiene edad y así se lanzaron a interpretar temas como el “I Wanna Be Sedated” de Ramones, “Stayin’ Alive” de Bee Gees, “I Got You (I Feel Good)” de James Brown, “Yes We Can, Can” (increíble y alucinante) de Allen Toussaint o “Fix You” de Coldplay es uno de los momentos más emotivos de todo el metraje.

Seguro que cualquier aficionado de la música disfrutará con este documental, cualquier persona en realidad. Es muy, pero que muy, recomendable.