WALL-E, simplemente maravillosa

Título original: WALL-E.
Año: 2008.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Andrew Stanton.
Guión: Andrew Stanton, Jim Reardon.
Reparto: Ben Burtt, Elisa Knight, Fred Willard, Sigourney Weaver, Jeff Garlin, John Ratzenberger, Kathy Najimy.
Duración: 98 minutos.

WALL-E es un robot que vive en la Tierra y que cada mañana, desde a saber cuánto tiempo, se despierta para ir a trabajar. Su misión es recoger basura y hacer bloques con ella para retirarla del planeta y que los humanos puedan volver a habitarlo. El pequeño robot, a medio camino entre E.T. y Cortocircuito, estaría solo de no ser por un pequeño insecto que le acompaña, porque los demás robots como él están inservibles. WALL-E se las arregla bastante bien cargándose con la energía solar cuando lo necesita y reparándose con lo que va encontrando, así como seleccionando objetos que le gustan. Además, le gusta escuchar música y también una película musical que siempre que puede pone.

Un buen día mientras realiza su tarea, una nave aterriza soltando antes de marcharse un robot muy diferente a nuestro protagonista que se llama EVA y que tiene una misión especial asignada desde la nave en la que los humanos esperan poder volver al que fuera su hogar muchos años atrás. WALL-E queda prendado de la robot y gracias a él ella conseguirá su objetivo aunque, se meterán en problemas una vez en la nave.

“WALL-E” es una maravilla de Pixar, un filme muy bonito con una gran animación, como no, y una historia en la que se nos habla de muchas cosas. Tiene un mensaje ecologista, sí, pero me llama más la atención el tema del libre albedrío porque solamente hay que ver cómo viven los humanos en la nave en la que esperan poder regresar a casa y cómo se les hace abrir los ojos de pura casualidad.

En el filme hay buenos y malos. Hay amistad y hay amor. Pero sobre todo tenemos una historia muy bien narrada con poco diálogo en su primera mitad que se ha convertido, tras la trilogía de “Toy Story” en mi película preferida de la factoría. Una joya animada muy, pero que muy, recomendable.

Como curiosidad, es en la primera película Pixar, y única hasta la fecha, en la que sale un actor de carne y hueso, Fred Willard. Tenía una cuenta pendiente con esta película y ya está saldada.