Adéle y el Misterio de la Momia… y del pterodáctilo

Título original: Les aventures extraordinaires d’Adèle Blanc-Sec.
Año: 2010.
Nacionalidad: Francia.
Director: Luc Besson.
Guión: Luc Besson.
Reparto: Louise Bourgoin, Jacky Nercessian, Mathieu Amalric, Gilles Lellouche, Philippe Nahon, Nicolas Giraud, Laure de Clermont.
Duración: 107 minutos.

Basada en los comics de Jacques Tardi y con el título original de “Las Extraordinarias Aventuras de Adéle Blanc-Sec”, Luc Besson dirige y escribe “Adele y el Misterio de la Momia”, un filme con una estética de comic que empieza cuan aventura de Indiana Jones, con la protagonista en busca de un tesoro en una pirámide egipcia y teniendo que huir de unos malosos logrando escapar de una forma muy peculiar y efectiva. Efectista, de hecho, es un adjetivo que describe muy bien los primeros minutos del filme que generan el interés suficiente para seguir la historia.

Pero el filme no trata sobre ninguna búsqueda de tesoros, la protagonista, Adéle (Louise Bourgoin), necesita la momia lograda en Egipto para que el profesor Espérandieu (Jacky Nercessian) la despierte y así la momia, que es supuestamente la del médico de un faraón, use sus conocimientos de medicina para curar a la hermana de Adéle, Agathe (Laure de Clermont), que lleva cinco años en estado catatónico por culpa un accidente de lo más tonto jugando a tenis con nuestra protagonista, que se culpa por ello.

Pero Adéle twndrá que lidiar con un plan de problemas bastante importantes. El primero es que el profesor está en la cárcel porque creen que mató a un gendarme e hirió a otros en su casa, y es que nadie cree que el culpable fuera el pterodáctilo que logró despertar de un museo; y el segundo que la momia de Egipto no es lo que ella cree.

“Adele y el Misterio de la Momia” es un entretenido filme fantástico donde hay pterodáctilos y momias que se pasean por el París de los primeros años del siglo XX, donde la protagonista es una joven de armas tomar que no se da por vencida para lograr lo que persigue a pesar del peligro que entrañe y que, particularmente, me ha recordado a Tintín por el tipo de aventura y por personajes como el del policía y elo cazador que persiguen al dinosaurio volador y que son una especie de Hernández y Fernández. Además, el filme tiene toques de humor bastante buenos.

Me ha gustado y la recomiendo para pasar un rato agradable.