Mama´s Boy o cómo hacer de madre siendo el hijo

Título original: Mama’s Boy.
Año: 2007.
Nacionalidad: Estados Unidos.
Director: Tim Hamilton.
Guión: Hank Nelken.
Reparto: Jon Heder, Diane Keaton, Jeff Daniels, Anna Faris, Eli Wallach, Sarah Chalke.
Duración: 94 minutos.

Jeffrey Mannus (Jon Heder) es un chico de veintinueve años que perdió a su padre siendo un crío, algo que le unió más a su madre, Jan (Diane Keaton), con la que sigue viviendo y quien le prometió que podría seguir con ella hasta que el chico hiciera un descubrimiento astronómico.

Se podría decir que ella es la mejor amiga de él y viceversa. Juntos van al minigolf, a montar en bici, juegan al Scrabble… Son unos solitarios, aunque ella lo es más por él que otra cosa porque Jeffrey no lleva muy bien eso de que su madre cambie de planes y se ve cuando conoce a Mert Rosebloom (Jeff Daniels) con el que empieza a salir inmediatamente.

Jeffrey, nada popular en el instituto por ser lo que hoy se conoce como friki (algo que a mucha honra sigue siendo), decide entonces seguir a la pareja para ver qué pretende Mert con su madre y es que es muy sobreprotector y muchas veces parece él la madre, algo que Jan le dice en un momento dado del filme. Pero sus problemas empezarán cuando Mert se mude a su casa y ahí empezará una lucha sin tregua en la que ambos hombres no cederán ni un ápice de terreno por lo que quieren, a Jan.

Una antigua compañera de instituto de Jeffrey, Nora Flannigan (Anna Faris), entrará en escena, y ayudará al chico mientras inician una relación de amistad.

“Mamma’s Boy” no es una gran película ni mucho menos pero gracias a sus partes de humor y a unas buenas interpretaciones se hace muy amena. Es una historia normalilla sobre una relación madre-hijo nada sana y sobre aprender a separarse y a dejar volar al otro.

Diane Keaton está desde hace unos años encasillada en comedietas en las que interpreta a la madre del protagonista pero siempre es un placer verla desplegar sus dotes cómicas. No me olvido de un secundario de lujo, siempre, Eli Wallach que aquí hace del jefe de Jeffrey. Por cierto, la música está muy bien escogida y los títulos de crédito tanto del principio como del final me han gustado mucho. Ligerilla para pasar un rato agradable.