El Callejón: encerrada y acechada en la lavandería

Año: 2011.
Nacionalidad: España, Colombia.
Director: Antonio Trashorras.
Guión: Antonio Trashorras.
Reparto: Ana de Armas, Diego Cadavid, Leonor Varela.
Duración: 74 minutos.

Rosa (Ana de Armas) es una joven que trabaja como limpiadora en un hotel. Su sueño es ser bailarina y se presenta a un casting del que de la noche a la mañana, o mejor dicho de la mañana a la noche, le llaman para decirle que ha pasado a la fase final y que la esperan al día siguiente para otra prueba.

Pero a Rosale surge un inconveniente. Su hermana le deja un mensaje en el móvil, el cual no le funciona muy bien, diciéndole que la lavadora no funciona y que hasta el día siguiente no irán a arreglarla. Así que Rosa, spray en mano, decide pasar el oscuro callejón de su calle para llegar a la lavandería abierta las veinticuatro horas del día.

Claro que, de camino a casa, nuestra protagonista no se da cuenta de que una chica moribunda la persigue durante un momento, una chica que parece haber caído en las manos de un psicópata, el mismo que acechará a Rosa en la lavandería impidiendo que la chica salga de allí y amenazando incluso con quitarle a quien más quiere.

Ana de Armas se mete bien en su papel de sufridora en un filme bastante digno que sin el elemento fantástico que se introduce en los últimos quince minutos de metraje me hubiese gustado más porque el final no me acabó de convencer y que tiene otra pega en mio pinión, y es que empieza con una cabecera muy happy de la protagonista bailando que después no se corresponde con la atmósfera de lo que se ve y en la que tarda bastante para durar tan poco en meterse.

Hay momentos de humor que como el propio director, quien debuta en la dirección de largometrajes, contó en la presentación están en la película queriendo. Destaco, por cierto, la forma de aparecer el título del flme en pantalla. Película digna, como digo, pero mejor sin elemento fantástico.

Película vista en el Festival de Cine Fantástico de Bilbao.