Dando la Nota, una ida de olla musical con Tenacious D

Título original: Tenacious D in the Pick of Destiny.
Año: 2006.
Nacionalidad: Estados Unidos, Alemania.
Director: Liam Lynch.
Guión: Jack Black, Kyle Gass, Liam Lynch.
Reparto: Jack Black, Kyle Gass, JR Reed, Paul F. Tompkins, Dave Grohl, Tim Robbins, Meat Loaf, Ronnie James Dio, Amy Poehler, Ben Stiller, Ned Bellamy, Troy Gentile.
Duración: 93 minutos.

JB (Jack Black) es un amante del rock. Su habitación está decorada con posters de sus artistas favoritos y tiene una guitarra que aporrea para desesperación de sus ultrareligiosos padres. Su progenitor (Meat Loaf) se harta un día y le arranca los posters de las paredes y el murciélago colgante (un guiño en toda regla a su “Bat Out of Hell”) que tiene y le dice, bueno le canta, que ojalá no lo hubiera tenido. JB decide escaparse después de que el único poster que queda pegado, el de Ronnie James Dio, escondido tras la puerta, le diga que vaya a Hollywood. Claro que Dio no le especifica a qué Hollywood, aunque esté claro que siempre que alguien dice este nombre se refiere a la meca del cine en Califonia.

Allí llega un crecidito JB, guitarra en mano, años después de haber escapado de casa y tras de un periplo por todos los Hollywood de Estados Unidos. Mientras pasea por Santa Mónica diría yo, más que nada por el muelle que se ve, ve a un guitarrista con el que empieza a alucinar, un tipo de nombre Kyle Gass (él mismo) que intenta quitárselo de encima y lo hace cuando JB le propone que toquen juntos.

Un suceso hará que ambos se hagan compañeros de piso y que Kyle, alias KG o Kage, se convierta en el mentor de JB enseñándole a ser una estrella del rock. Claro que al final la verdad sale a la luz y JB descubre que su nuevo amigo no es quien decía ser. Pero parece que el destino quería que se encontraran y deciden formar Tenacious D e ir en busca de la púa del destino para ser tan grande como The Who, por ejemplo.

Conseguir la púa no será tarea fácil ya que está en el Museo del Rock & Roll y además tienen una crísis existencial. Al final se verán las caras con el mismísimo diablo (Dave Grohl) aunque conocerán a personajes muy peculiares hasta llegar a él interpretados por caras conocidas como Tim Robbins, Amy Poehler o Ben Stiller.

Esta ida de olla para lucimiento del dúo que forma Tenacious D, Jack Black y Kyle Gass, es un filme musical regado con mucho humor que cuenta con un gran inicio y una muy buena parte final. Black y Gass son unos gamberretes y eso queda reflejado en la música que hacen y que se puede escuchar durante todo el metraje. Por cierto, en la vida real Kyle Gass enseñó a Jack Black a tocar la guitarra.

Una rareza.