Cuestión de Honor: ¿Defender a la familia o descubrir la verdad?

Título original: Pride and Glory.
Año: 2008.
País: Estados Unidos.
Dirección: Gavin O’Connor.
Guión: Joe Carnahan, Gavin O’Connor.
Reparto: Edward Norton, Colin Farrell, Noah Emmerich, Jon Voight, Jennifer Ehle, Lake Bell, John Ortiz, Frank Grillo, Shea Whigham, Ramón Rodríguez, Carmen Ejogo.
Duración: 130 minutos.

Lo de los policías corruptos no es nada nuevo y que se mezclen historias familiares con policíacas tampoco. De es hay mucho en “Cuestión de Honor” un interesante thriller policíaco que cierto es que se hace un pelín largo (los anuncios también pueden haber contribuido a que se me quedara esa sensación al final) pero cuya historia está bien contada.

La acción se sitúa en Nueva York, como no, donde matan a cuatro agentes de la comisaría 31. A cargo de la misma está Francis Tierney Jr. (Noah Emmerich) que no solo conocía a las víctimas sino que su cuñado Jimmy Egan (Colin Farrell), quien trabaja a sus órdenes, y su otro hermano policía Ray (Edward Norton) también les conocían.

en Cues

El patriarca Tierney, el también policía Francis Senior (Jon Voight) le pide a Ray, retirado desde un caso anterior al otro lado de un escritorio sin gana alguna de volver a investigar en la calle, que se haga cargo de la investigación para descubrir lo que pasó. Ray lo hace pero lo que descubrirá no le gustará nada y le creará un dilema, el mismo que a su hermano Frannie: ¿es mejor defender a la familia o descubrir la verdad?Ray parece tenerlo claro, pero Frannie no tanto. Lo cierto es que ambos se juegan mucho en el caso.

Así, se sabe a los quince minutos quién está en el ajo, quién es el corrupto de la familia, pero lo interesante está en ver cómo Ray descubre el pastel y cómo resuelve el dilema que se le plantea, así como cómo el poli corrupto intenta resolver la situación en la que él y sus compañeros están y la discusión y resolución familiar.

Y, aunque a veces parezca que las escenas familiares de Frannie con su moribunda mujer Abby (Jennifer Ehle), las de Jimmy con la suya que es una Tierney, Megan (Lake Bell), o las de ay con su ex Tasha (Carmen Ejogo) sobren, resultan importantes para encuadrar a los personajes en su entorno.

No está mal, la verdad.