¿Cómo afectará el IVA al cine en España?

Hoy ha subido el Impuesto Sobre el Valor Añadido, más conocido como IVA, ese impuesto que se incluye en todo, absolutamente todo, lo que compramos y que varía en función de los servicios o productos de los que disfrutemos o compremos.

Mucho se habló de proteger la cultura cuando la famosa “Ley Sinde” salió a la luz y antes a cuenta de la piratería. Pero claro, se ve que hay cultura de primera, léase los libros que se quedan con el 4%, y gracias por ello; de segunda como los museos ¡y los toros!, porque estos más que cultura deben ser patrimonio nacional (nótese la ironía), pasa del 8 al 10%; y de tercera como conciertos, discos, espectáculos y cine que se quedan con un 21%. En el caso del cine sube nada, una miseria… 13 puntos respecto a lo que estaba, el 8%.

Si el cine está caro, aunque el presidente de los productores de España, Pedro Pérez diga todo lo contrario argumentando que hay otros espectáculos como “el teatro, los toros o el fútbol” que cuestan más que acudir a una sala de cine, ¿qué va a pasar ahora que está al 21%? Muchas salas han tenido que cerrar sus puertas (en este post recordé a mi sala de cine preferida) y seguro que muchas lo harán en los próximos meses porque no es culpa de que se puedan descargar películas que cada año baje el número de espectadores, sino de los precios, a ver si se enteran de una vez.

Porque 7 euros por un filme sea bueno o malo es dinero, sí, y no siempre se puede beneficiar uno del Día del Espectador o del 2×1 u otras ofertas de turno. Y ¿si quieres palomitas? Mejor hacer como yo y llevarlas de casa hechas porque entonces la película te cuesta los dos ojos de a cara.

Como dice el señor Pérez, el cine es barato en comparación con un partido de fútbol. Sí claro, porque los clubs de fútbol ponen entradas altas que tienen que recuperar lo que puedan de los gastos que tienen y como es el deporte nacional si los clubs deben dinero (y mucho) nadie se queja (quiero decir alguien con voz y voto). También afirma que sale más barato que los toros algo que no es cultura, espectáculo en todo caso, y como decía más arriba patrimonio que nos gusten o nos parezcan una salvajada encima están subvencionados. Y, sale también más barato que una obra de teatro. Pues no, en mi ciudad venden entradas baratas a menos de lo que cuesta el cine en un símbolo teatral como es el Teatro Arriaga. Sí, son en localidades altas ¿y qué, acaso te hacen descuento por estar en las primeras filas del cine aunque te cause mareo? No, al contrario, te ponen butacas vip por si quieres más comodidad.

Porque sí, tal vez con trabajo y ahorros nos podamos permitir ir a una sala al menos una vez al mes y disfrutar (o no) de la película que nos apetezca ver. He hecho mis cálculos y en mi ciudad un día normal la entrada costará ocho euros.Es posible gastarse ocho euros en otras cosas también sí pero ¿es de recibo que ir al cine cueste menos que comprarte un filme en DVD que vas a tener para siempre y con el que además puedes visionar la película en su versión original?

Vale, no es lo mismo ver una película en pantalla grande que en la televisión de casa pero al menos en casa no tienes el peligro de que alguien se ría en medio de una escena de una película que ni siquiera es de humor (caso verídico con “El Legado de Bourne”), te den patadas en la parte de atrás del asiento o tengas que aguantar a alguien hablando.

Me gusta el cine demasiado como para dejar de ir, lo hice durante un par de años en los que solamente pagué por ver dos filmes y todavía me arrepiento de ello, pero me duele que al llamado séptimo arte no lo incluyan en esa categoría de primera clase. Claro que, lo de los productos de primera necesidad en base al IVA es muy relativo aunque esa es otra historia.

Imagen: El Blog Salmon