Toro Salvaje, magistral interpretación de Robert De Niro

Título original: Raging Bull.
Año: 1980.
País: Estados Unidos.
Dirección: Martin Scorsese.
Guión: Paul Schrader, Mardik Martin.
Reparto: Robert De Niro, Joe Pesci, Cathy Moriarty, Frank Vincent, Nicholas Colasanto, Theresa Saldana, Lor Anne Flax,  Mario Gallo.
Duración: 129 minutos.

“Toro Salvaje” fue una de las películas más importantes de su año, 1981, pero también de la década de los 80. Hoy en día se sigue recordando especialmente por la magnífica interpretación de su protagonista, Robert De Niro, y por lo que tuvo que engordar para el papel.

El filme está basado en el libro coescrito por el célebre boxeador Jake La Motta (Robert De Niro) que llegó a ser campeón mundial de los pesos medios y cuyas peleas con Sugar Ray Robinson dieron mucho que hablar. Por lo tanto “Toro Salvaje” es un biopic sobre la figura del boxeador que tenía por apodo el nombre de la película porque peleaba duro y no se dejaba tumbar por nadie. Si perdía no era por KO sino por puntos.

La película no nos narra la vida entera de La Motta sino un período de tiempo entre 1941 y 1964 donde vemos los primeros combates contra Robinson así como otras peleas que tuvo en el ring, haciendo más hincapié en la figura del boxeador fuera del ring, de hecho como película de boxeo tampoco es que se vean muchos combates y se pasa muy por encima por los que se ven excepto por tres: un combate amañado que no gustó nada a La Motta, el del título de campeón y el último con Robinson.

El personaje de La Motta se nos muestra fuera del cuadrilátero como un hombre celoso, paranóico y violento si pensaba que lo que veía estaba fuera de lugar. Su hermano Joey (Joe Pesci) era con quien entrenaba y no siempre su relación era cordial sobre todo por la actitud de Jake y con su mujer Vickie (Cathy Moriarty) no siempre se portaba bien aunque la quería, sí, pero a su manera, perdiendo los estribos en numerosas ocasiones. La Motta lo acabó pagando, todo sea dicho y su carrera, por supuesto, también.

No es que me interesara la historia de Jake La Motta pero no me pude resistir a visionar “Toro Salvaje” cuando la emitieron hace pocos días en televisión. La cuestión es que mi relación cinéfila en la distancia con Martin Scorsese no es nada buena y esta ha seguido mi regla de “las películas de Scorsese, menos dos, me parecen un coñazo”.

Sí, “Toro Salvaje” tiene planos muy bien pensados, elipsis que se agradecen y una buena fotografía pero se hace lenta, larga y aburrida. Lo mejor, sin duda alguna, la magistral interpretación de Robert De Niro recompensada con el Oscar al Mejor Actor en 1981, y el gran trabajo de Joe Pesci nominado al Oscar, yo se lo hubiese dado, por su papel. Por ellos sí que vale la pena verla