Leones por Corderos, una reflexión sobre la guerra, el periodismo, la política y la educación

Título original: Lions for Lambs.
Año: 2007.
País: Estados Unidos.
Dirección: Robert Redford.
Guión: Matthew Michael Carnahan.
Reparto: Robert Redford, Meryl Streep, Tom Cruise, Michael Peña, Derek Luke, Andrew Garfield, Peter Berg, Kevin Dunn.
Duración: 83 minutos.

Robert Redford dice que le interesa mucho la política y contar las cosas que suceden en su país y no en otros, que eso no le corresponde a él. En “Leones por Corderos” hace eso precisamente poniendo en imágenes las palabras escritas por Matthew Michael Carnahan.

No es una película de acción, aunque algo de eso también hay, sino de conversación. Son tres historias relacionadas que nos dan una visión crítica sobre el periodismo, las guerras de Irak y Afganistán, la política y la educación haciéndonos pensar. Y todo ello en hora y veinte minutos.

La veterana periodista Janine Roth (Meryl Strep) se entrevista con el senador Jasper Irving (Tom Cruise) que le habla en exclusiva de una operación que los marines van a llevar a cabo en Afganistán y que hará que acabe con la guerra. Ambos se reprochan cosas como que la prensa diera por válida la versión del Gobierno de la invasiones sin indagar más en ello o que la historia se repite una y otra vez y quese cometen los mismos errores del pasado. El senador es crítico con la política y el periodismo, y la periodista no se queda atrás planteándose si seguir sus convicciones o acatar las órdenes de su editor. A través de ella también se critica que la audiencia prime por encima de la información.

En esa operación en Afganistán los soldados Ernest Rodríguez (Michael Peña) y Arian Finch (Derek Luke) acaban en medio del nevado desierto afgano cuando el helicóptero donde viajan es tiroteado. Dos soldados que decidieron posponer su entrada en Harvard por un año en el ejército.

Dos soldados que tuvieron por profesor al doctor Stephen Malley (Robert Redford) que de la misma manera que les alentó para que dieran lo mejor de sí por su potencial, trata de que un brillante alumno llamado Todd Hayes (Andrew Garfield) de lo mejor de sí. Con esta charla profesor-alumno se conoce a Rodríguez y Finch y se hace una crítica a la educación y a otros problemas internos del país y se afirma que para qué intentar arreglar problemas de otros países cuando ya hay suficientes en el propio.

Las reflexiones de “Leones por Corderos” son realmente interesantes. Recomendable.