El Fraude, o cómo intentar salvar un imperio monetario hecho al margen de la ley

Título Original: Arbitrage.
Año: 2012.
País: Estados Unidos.
Dirección: Nicholas Jarecki.
Guión: Nicholas Jarecki.
Reparto: Richard Gere, Susan Sarandon, Brit Marling, Nate Parker, Tim Roth, Laetitia Casta, Felix Solis, Stuart Margolin, Chris Eigeman.
Duración: 107 minutos

En los tiempos que corren, en los que la crisis financiera se ha agudizado por gente sin escrúpulos, “El Fraude” hace entender mejor cómo se las gastan los millonarios para desfalcar y hacer mayor su fortuna por pura avaricia.

El filme, que abrió el pasado Festival de Cine de San Sebastián en septiembre de este 2012, presenta a Robert Miller (Richard Gere) un hombre que parece querer retirarse de los negocios que le han llevado a amasar una gran fortuna vendiendo su empresa. Su hija Brooke (Brit Marling) trabaja en la compañía y no entiende muy bien por qué su padre quiere deshacerse de ella, y su mujer Ellen (Susan Sarandon) lo acepta sin pega alguna.

Pero lo que Robert piensa que puede ser pan comido se complica mucho, primero porque ha desfalcado y su inversores van a perder mucho dinero y si la otra empresa se entera, no comprará la suya; y por el otro porque un suceso inesperado relacionado con su amante Julie (Laetitia Casta) pondrá a la policía, sobre todo al detective Michael Bryer (Tim Roth) tras sus talones y los de quien le proporciona una coartada. Que su hija empiece a sospechar y a rebuscar las cuentas de la empresa no le ayudará tampoco.

“El Fraude” tiene un argumento interesante pero es flojita, le falta algo de tensión diría yo o de mala leche porque si bien vemos a Richard Gere interpretando a un tipo con pocos escrúpulos, su personaje no acaba de caer mal como debería. Pero vaya que es una película que se puede ver, que tiene actuaciones correctas, Tim Roth roba escenas todo sea dicho, y cuyo final puede estar abierto a interpretación, aunque en i opinión está bastante claro.