La Niebla o cómo sacar a relucir la condición humana con una extraña niebla de por medio

Título original: The Mist.
Año: 2007.
País: Estados Unidos.
Dirección: Frank Darabont.
Guión: Frank Darabont.
Reparto: Thomas Jane, Toby Jones, Laurie Holden, Jeffrey DeMunn, Marcia Gay Harden, William Sadler, Frances Sternhagen, Nathan Gamble, Andre Braugher, Chris Owen, Alexa Davalos.
Duración: 127 minutos.

Una tormenta deja desperfectos en un pueblo, desperfectos que se ven a la mañana siguiente. David Drayton (Thomas Jane) va al supermercado junto con su hijo Billy (Nathan Gamble) y su vecino Brent Norton (Andre Braugher), con el que no se lleva demasiado bien. Cuando llegan al establecimiento se encuentran a muchos de sus vecinos haciendo acopio de víveres pero de repente alguien llega corriendo con la nariz ensangrentada y les dice que cierren las puertas, que hay algo en la niebla que se ha empezado a formar y que va directa hacia allí.

Esa persona es Dan Miller (Jeffrey DeMunn) al que algunos empiezan a tomar por loco, Pero, cuando David y otros acaban luchando en el almacén contra unos tentáculos enormes que se cuelan por la puerta de carga y descarga, intentarán que nadie salga del local. Claro, que mientras la señora Carmody (Marcia Gay Harden) empieza a hablar de la Biblia, plagas y demás, otros, como Brent, se muestran escépticos con lo que le cuentan.

Y, encerrados en el supermercado tendrán que luchar y no solo contra lo que va apareciendo de la niebla sino contra la condición humana porque “La Niebla” no se queda en una historia de supervivencia contra el acecho de unos extraños bichos, sino que explora más la lucha entre el ser humano, el liderazgo, la desconfianza, la fé o el sálvese quién pueda.

Basada en una novela de Stephen King, Frank Darabont consigue un buen filme en el que mete al espectador de lleno en la situación y que da qué pensar en lo que haríamos en caso de encontrarnos en la misma (por ficticia que sea). El final es de los que no se deben destripar y es bastante irónico. Por cierto, tres de los actores de la película fueron fichados para la serie “The Walking Dead” desarrollada por el propio Darabont.

Muy recomendable.