Cómo Entrenar a tu Dragón, una bonita historia de dragones y vikingos

Título original: How to Train Your Dragon.
Año: 2010.
País: Estados Unidos.
Dirección: Dean DeBlois, Chris Sanders.
Guión: Dean BeBlois, William Davies, Chris Sanders.
Reparto: Jay Baruchel, Gerard Butler, America Ferrera, Craig Ferguson, Jonah Hill, Kristen Wiig, Christopher Mitz-Plasse, TJ Miller.
Duración: 98 minutos.

Hiccup (Hipo en la traducción castellana) es hijo de un jefe vikingo llamado Stoick (Estóico). Viven en una isla que es constantemente atacada por dragones de diversas clases que van en busca de comida y como Hiccup es un blandengue nunca le dejan ayudar a proteger el poblado. Aunque, la noche en la que comienza la película consigue dar al dragón más temido por todos y que nadie ha visto nunca, el Furia Nocturna.

Stoick y los demás guerreros vikingos deciden que están hartos de que los dragones vayan a molestarles y deciden ir en su busca para encontrar dónde vive, así deja al cargo del entrenamiento de los niños a Gobber. Los niños entrenan con las diferentes clases de dragones que han capturado pero a Hiccup, claro, no se le da muy bien.

Empeñado en comprobar que había dado al Furia Nocturna, va a buscarle basándose en la trayectoria de su caída y le libera se la cuerda en la que está atrapado a pesar de que su intención era matarle para llevarle el corazón a su padre y que se sintiera orgulloso porque en esta película los daddy issues están a flor de piel ya que el jefe vikingo no tiene al hijo que esperaba que suele ser el hazmerreir del poblado.

El dragón no le hace nada a Hiccup que después, al darse cuenta de que tiene su cola rota no puede volar como debería y decirle ayudarle. Le pone de nombre Desdentado y le ayudará a que vuelva a volar porque, a lo mejor la lucha no es lo suyo, pero fabricar cosas a Hiccup se le da muy bien. Y, como no, se convertirán en amigos… En secreto.

Hiccup, además, empezará a despuntar en el entrenamiento ganándose las suspicacias de Astrid, la chica que le gusta, y cuando su padre y los demás vikingos regresan, Stoick se pondrá orgulloso. Hasta que todo se lía y el chico deberá proteger a su nuevo amigo.

Basada en un libro de Cressida Cowell, “Cómo Entrenar a tu Dragón” es una bonita historia sobre dragones y vikingos con amistad y valor de por medio. Un buen filme con una buena animación y unos personajes principales que se convierten en entrañables, en especial Hiccup. No es la primera vez que un humano y un dragón se hacen amigos pero el dragón Elliot de la película de Disney poco tiene que ver con el temible Furia Nocturna.

Una película muy recomendable para grandes y pequeños.