Ratónpolis, la población del Londres subterráneo

Poster de Ratónpolis

Título original: Flushed Away.
Año: 2006.
País: Reino Unido, Estados Unidos.
Director: David Bowers, Sam Fell.
Guión: Dick Clement, Ian La Frenais, Christopher Lloyd, Joe Keenan, William Davies.
Reparto: Hugh Jackman, Kate Winslet, Ian McKellen, Jean Reno, Bill Nighy, Andy Serkis, Shane Richie, Kathy Burke, David Suchet, Miriam Margolyes.
Duración: 85 minutos.

Roddy es un ratón que vive en una jaula de dos pisos en un lujoso piso de la zona londinense de Kensington. La familia de la que es mascota se marcha y él aprovecha para pasarlo bien con los muñecos, los coches teledirigidos, etcétera. Claro que la visita inesperada de un ratón de nombre Sid que se convierte en un okupa y que le acaba tirando por el váter (de ahí el título original del filme) hará que Roddy descubra el mundo subterráneo de Londres donde también hay un Picadilly Circus y la torre del Big Ben. Un mundo en el que viven ratones, gusanos con antenas (no tengo claro si son babosas o qué) y ranas.

Fotograma de Ratónpolis

Roddy conoce a Rita a la que persiguen los secuaces del sapo jefe del cotarro porque la chica, digo ratoncita, tiene algo que ellos quieren. Rita y Roddy se convierten en fugitivos mientras él lo único que desea es regresar a su casa y Rita se compromete a ayudarle. Al final se ayudarán mutuamente porque tendrán que combatir a las ranas y a los ratones que trabajan para el sapo. Aunque, el sapo es tan malote que tiene un plan secreto relacionado con el agua, los retretes y la imaginaria final de un campeonato del mundo (si no me equivoco) de de fútbol entre Inglaterra y Alemania.

Le Frog y Rita en Ratónpolis
“Ratónpolis” tiene momentos divertidos y una buena banda sonora plagada de éxitos (“Proud Mary”, “Dacing with Myself”, “Are You Gonna be My Girl”, “Don’t Worry, be Happy”…) que hacen que sea amena pero es un filme flojillo sin personajes demasiado carismáticos con una historia que, irónicamente, hace aguas un poco por su gran simpleza.

Pasable, sin más.