Los Miserables: amor y mucha música en los tiempos de la post Revolución Francesa

Poster de Los Miserables 2012

Título original: Les Misèrables.
Año: 2012.
País: Reino Unido.
Director: Tom Hooper.
Guión: Claude-Michel Schönberg, Alain Boublil, Herbert Kretzmer.
Reparto: Hugh Jackman, Russell Crowe, Anne Hathaway, Eddie Redmayne, Amanda Seyfried,  Aaron Tveit, Samantha Barks, Daniel Huttlestone, Sacha Baron Cohen, Helena Bonham Carter, Colm Wilkinson, Isabelle Allen.
Duración: 156 minutos.

A Jean Valjean (Hugh Jackman), el prisionero 24601, le es concedida la libertad condicional. Se la da el inspector Javert (Russell Crowe) diecinueve años después de haber sido encerrado por robar un mendrugo de pan con el que alimentar a su sobrino en época de la Revolución Francesa donde la pobreza se extendía por toda Francia.

Russell Crowe y Hugh Jackman en Los Miserables 2012

Salir de la cárcel no significa la libertad para Valjean ya que allá donde va le piden los papeles y estando en libertad condicional nadie le quiere dar trabajo ni acoger. Alguien hará que decida ser un hombre respetable y años después se convierte en alcalde de un lugar en el que acaba Javert como cabeza de su policía. Allí se encontrará a Fantine (Anne Hathaway) despedida de su trabajo, el  taller de ropa de Valjean que se había cambiado el nombre, y que tras vender su pelo y varias muelas no encuentra otra salida que la de prostituirse para mandar dinero a su pequeña Cossette (Isabelle Allen de pequeña, Amanda Seyfried de mayor).

Con ella Valjean encontrará como redimirse y se compromete a encontrar a Cossette y criarla como si fuera hija suya. Y es que la niña vive con una pareja de taberneros estafadores, Thénardier (Sacha Baron Cohen) y Madame Thénardier (Helena Bonham Carter) que no la tratan nada bien aunque cando Valjean va a buscarla afirman tratarla igual de bien que a su hija Éponine (Samantha Barks de mayor).

Aaron Tveit y Eddie Redmayne en Los Miserables

Los años pasan y se llega a la llamada Revolución de Junio. Estamos en el París de 1832 donde hay mucha pobreza pero donde los ricos son muy ricos. Uno de ellos, un joven llamado Marius (Eddie Redmayne)  está en un grupo con estudiantes amigos suyos como el cabecilla Enjolras (Aaron Tveit) y otras personas como el niño Gavroche (Daniel Huttlestone) que luchan contra los soldados por la República.

Marius ve un buen día de lejos a Cossette y se enamora de ella. Ella nota que él la mira y también siente atracción por el muchacho, todopara tristeza, curiosamente, de Éponine que lleva tiempo amando a Marius sin que él se de cuenta. Pero su historia de amor puede verse truncada por la batalla final de la Revolución. Y, a todo esto, Javert sigue buscando a Valjean para darle caza y muerte si puede, algo que tiene una resolución muy poco satisfactoria que digamos.

Amanda Seifried y Eddie Redmayne en Los Miserables 2012

Basada en el musical basado en la célebre novela de Victor Hugo, tantas veces llevada al cine y a la pequeña pantalla, “Los Miserables” es una historia de amor en tiempos de la post Revolución Francesa, de muchas clases de amor (materno, paterno, no correspondido, a primera vista, a la patria, propio) con mucha música porque, hay que decirlo, el 99% del metraje es cantado.

No está mal pero, y a mí me gustan los musicales,  que todo sea cantado hace que la película no sea de fácil digestión, en mi opinión, porque antes de la mitad ya me pareció bastante cansina. Claro que no ayudó a que no hubiera ningún tipo de transición entre una canción y otra, en ocasiones me parecía estar viendo un videoclip que no tenía fin.

Samantha Barks y Daniel Huttlestone en Los Miserables 2012

Otra pega que le puedo poner son esos primeros planos que Tom Hooper decide hacer y que resultan muy molestos en los que se pueden ver con total claridad tanto fluidos procedentes de la nariz como suciedad dental por doquier. Realismo sí, pero mejor de no tan cerca, la verdad. También se agradecerían más explicaciones escritas para situar el contexto histórico de lo que vemos que hay un par en todo el filme.

Ahora, muy bien Hugh Jackman llevando muchísimo peso en la película, Anne Hathaway (a sus pies por siempre jamás) en especial cuando entona el “I Dreamed a Dream” en un primer plano totalmente desgarrador al final del cuál me dieron ganas de levantarme y aplaudir,  y la música (de la cuál no han sabido hacer un CD doble sino uno con, para ellos, los mejores temas, dejando atrás muchos buenos como la canción del pueblo) que es totalmente épica a pesar de, que como digo, es todo el guión del filme.

Anne Hathaway I Dreamed a Dream Los Miserables 2012

Un buen descubrimiento es Russell Crowe como cantante, que no lo hace nada mal, sin olvidar a otros cuyas voces sobresalen como las de Eddie Redmayne, Samantha Barks y el pequeño Daniel Huttlestone. Y, hay que reconocerle que haya sido el primer musical grabado en directo con lo que implica eso para los actores que, muchas tablas, demuestran. El final pone los pelos de punta.

Creo que sin tanta música hubiese sido mucha mejor película y sí, ya sé que está basada en un musical y no directamente en la obra de Victor Hugo pero ¿de verdad que en el musical de los teatros no hay apenas diálogo hablado? Si alguien la ha visto, por favor, que me lo aclare.