La Noche más Oscura, la larga investigación para atrapar a Bin Laden

Poster de La Noche más Oscura

Título original: Zero Dark Thirty.
Año: 2012.
País: Estados Unidos.
Director: Kathryn Bigelow.
Guión: Mark Boal.
Reparto: Jessica Chastain, Jason Clarke, Jennifer Ehle, Kyle Chandler, Reda Kateb, Jeremy Strong, Harold Perrineau, J.J. Kandel, James Gandolfini, Joel Edgerton, Chris Pratt, Stephen Dillane, Mark Strong.
Duración: 157 minutos.

2 de mayo de 2011. Los Navy Seals estadounidenses llevan a cabo una operación en Abbottabad, Pakistán, donde acaban con la vida del terrorista más buscado de la historia, Osaba Bin Laden, además de con la de otras personas que se hallaban en la casa donde sucedió todo.

Menos de dos años después, se ha estrenado, con polémica, la primera película sobre ese acontecimiento y cómo se llegó a él de la mano de la primera mujer en ganar un Oscar, por “En Tierra Hostil” (The Hurt Locker), Kathryn Bigelow,  y quien escribiera el guión de la misma, Mark Boal.

Jason Clarke en La Noche más Oscura

“La Noche más Oscura”  presenta a Maya (Jessica Chastain), una agente de la CIA cuyo primer trabajo es investigar la red de Al Qaeda para ver si encuentran al llamado cerebro de los atentados del 11-S. Empezará siendo testigo de los interrogatorios de otro agente, Dan (Jason Clarke), que trata de conseguir información a través de la tortura.

El filme nos muestra una investigación de diez años de duración, basada en hechos reales, en la que su protagonista principal no cesa ni un momento en su empeño por encontrar a Bin Laden. Primero porque es su trabajo pero según avanza el metraje también lo hace Maya y su trabajo se convierte o solo en una clase de obsesión sino en una venganza personal por algo que sucede. Así lo veo yo, al menos.

Kyle Chandler y Jessica Chastain en la Noche más Oscura

El principio de la película, con las grabaciones de las llamadas de quienes estaban en el World Trade Center aquel fatídico 11 de septiembre de 2001 ya sitúa el por qué de lo que viene a continuación. No es, de todas formas, el único ataque terrorista al que se hace referencia en la historia y es que algunos protagonistas se verán en el ojo del huracán de Al Qaeda.

No sabremos nunca, seguramente, hasta qué punto puede ser real el personaje de Jessica Chastain que deja en evidencia a los mandamases de su agencia en lo que se puede ver como una crítica, pero lo que sí está claro es que el tamden Kathryn Bigelow-Mark Boal ha vuelto a conseguir hacer una muy buena película, ella por su dirección y él por sus palabras, que tras dos horas de palabrería más que necesarias y alguna explosión (una en concreto hizo que el público de la sala en la que vi la película se revolviera del susto en sus asientos), acaba brillantemente con toda la secuencia, unos veinte minutos, de la caza al terrorista que es muy realista y en la que Bigelow introduce al espectador de pleno.

Fotograma de La Noche más Oscura

Me ha gustado mucho la película que me mantuvo pegada al asiento con interés durante todo el metraje y cada vez que pienso en ella creo que hasta la valoro más. Quiero reivindicar a la señora Bigelow por su trabajo y también a Jessica Chastain por su trabajo que aún es mejor en la segunda parte de la película que en la primera. Pero, no puedo acabar sin mencionar a Jason Clarke y Jennifer Ehle que me parece que en los minutos que salen se hacen notar para bien.

Muy recomendable.