Argo, la farsa para rescatar a unos rehenes

Poster de Argo

 

Título original: Argo.
Año: 2012.
País: Estados Unidos.
Director: Ben Affleck.
Guión: Chris Terrio.
Reparto: Ben Affleck, Bryan Cranston, Alan Arkin, John Goodman, Victor Garber, Kyle Chandler, tate Donova, Clea DuVall, Christopher Denham, Scoot McNairy, Kerry Bishé, Rory Cochrane, Chris Messina, Zeljko Ivanek, Titus Welliver, Sheila Vand, Page Leong.
Duración: 120 minutos.

Irán, 1979. La embajada de Estados Unidos en el país es asaltada por manifestantes que piden que Estados Unidos devuelva al depuesto sha, que los propios estadounidenses y los británicos pusieron en el gobierno, para que pague por lo que hizo estando en el poder.

Los trabajadores de la embajada intentan acabar con todos los documentos que hay en ella cuando se produce el asalto. Seis consiguen escapar mientras los demás se convierten en rehenes.

Ben Affleck y Bryan Cranston en Argo

El agente de las CIA Tony Mendez (Ben Affleck) debe encontrar un plan para sacar a las seis personas que han conseguido refugiarse en la embajada canadiense gracias a la ayuda del embajador Ken taylor (Victor Garber) y de su mujer Pat (Page Leong). De su parte está su jefe Jack O’Donnell (Bryan Crsnton).

La idea que consigue vender en la agencia es la de ir como un productor  de cine canadiense y entrar en el país para reunirse con sus compañeros de película, los rehenes, ya que buscan localizaciones para un filme.

Esa película ficticia será “Argo”, un filme de ciencia ficción de clase Z que estará ficticiamente producido por Lester Siegel y los efectos de maquillaje serán obra de un amigo de Mendez , un especialista en su área de nombre John Chambers (John Goodman).

John Goodman y Alan Arkin en Argo

Pero ¿se tragarán los iranís la farsa? Para eso hay que ver la “Argo” de verdad, la película que más está arrasando en la temporada de premios estadounidense y que está bastante bien. Ben Affleck vuelve a demostrar su inteligencia detrás de la cámara y el guión tiene buenos golpes que  sacan la sonrisa entre el drama de la situación. Muy buena esa pareja formada por John Goodman y Alan Arkin y la ambientación del filme que mete de lleno en la época en la que sucedieron los acontecimientos.

Ahora, habiéndome gustado y pareciéndome que está bien hecha, creo que le falta tensión en partes que la necesitan para mantener al espectador pegado al asiento. La consigue más Affleck en la parte del bazar que en el final que es realmente, donde no debería haberla perdido.

Rehenes de Argo

Recomendable historia basada en el libro del auténtico Tony Mendez, que en 1997 ya fue libre para contar la historia cuando Bill Clinton la desclasificó, y en el artícluo “Escape from Tehran” (Escape de Teherán) de Joshuah Bearman.