Historias de San Valentín, floja y fallida película romántica

Poster de Historias de San Valentín

Título original: Valentine’s Day.
Año: 2010.
País: Estados Unidos.
Director: Garry Marshall.
Guión: Katherine Fugate.
Reparto: Ashton Kutcher, Jennifer Garner, George López, Hector Elizondo, Shirley MacLaine, Patrick Dempsey, Eric Dane, Kathy Bates, Jamie Foxx, Queen Latifah, Jessica Biel, Jessica Alba, Anne Hathaway, Julia Roberts, Emma Roberts, Bradley Cooper, Topher Grace, Taylor Lautner, Taylor Swift.
Duración: 125 minutos.

Garry Marshall es el rey de las comedias amables, salvo excepciones que las tiene. En esta ocasión nos lleva a Los Ángeles para plasmarnos diversas historias que ocurren el mismo día, el 14 de febrero, San Valentín, el “día más romántico del año”.

Tenemos a un florista que le pide a su novia que se case con él para que después ella le deje tirado, a su mejor amiga que está enamorándose de un hombre que le ha mentido al decirle que ha dejado a su mujer, a una capitán del ejército que vuelve a casa por un día porque tiene a alguien importante a quien ver, a un presentador de noticias deportivas al que le tienen desfilando por ahí informando sobre el día de San Valentín o a un niño que se gasta un pastizal en rosas para dárselas a su enamorada.

Jennifer Garner y Ashton utcher en Historias de San Valentín
Pero, hay más, un deportista que anuncia algo por sorpresa, una chica que trabaja en la línea erótica, un matrimonio mayor que se quiere como el primer día o una pareja de adolescentes que no sabe muy bien qué es eso del amor.

Todas las historias están relacionadas por uno o más personajes y aunque, bastante previsibles, hay algunas que acaban en sorpresa. Que haya tantas historias hace que esta comedia romántica sea fallida para mí, porque algunas historias parecían más de relleno que otra cosa.

VALENTINES DAY

Probablemente hubiese sido más efectiva, y entretenida, si se hubiese centrado en cuatro o cinco únicamente porque la idea de cruzar historias no está nada mal so se hace bien, y esa precisamente es la mayor virtud de la película, cómo las cruza.

Por lo demás, nada del otro jueves. De ver y olvidar.