Sin Salida, una de acción entretenida sin pretensiones

Poster de Sin Salida

Título original: Abduction.
País: Estados Unidos.
Año: 2011.
Director: John Singleton.
Guión: Shawn Christensen.
Reparto: Taylor Lautner, Lily Collins, Alfred Molina, Sigourney Weaver, Maria Bello, Jason Isaacs, Michael Nyqvist, Denzel Whitaker, Dermot Mulroney.
Duración: 106 minutos.

El joven Nathan Harper (Taylor Lautner) descubre de la noche a la mañana que está en la lista de niños desaparecidos mientras realiza un trabajo sobre el tema con su amiga y vecina Karen (Lily Collins). Investiga un poco y le dice a quien pensaba que era su madre que si lo es o no. Ella, Mara (Maria Bello) le responde que no es su madre de verdad pero que no la juzgue hasta hablar con quien Nathan creía su padre, Kevin (Jason Isaacs).

Claro que esa conversación no llega nunca porque unos hombres armados irrumpen en la casa y acaban con la vida de Mara y Kevin aunque estos luchan hasta el final. Mientras, Nathan y Karen huyen y acaban en un hospital ya que la chica estaba herida.

Lily Collins y Taylor Lautner en Sin Salida

Allí, Nathan llama a emergencias y acaba contactando con la CIA donde el agente Burton (Alfred Molina) le dice que alguien irá a buscarles y que se fíen de él pero quien les saca de allí es la doctora Bennett (Sigourney Weaver), la psiquiatra de Nathan, que le cuenta que Mara y Kevin eran sus protectores porque su padre, Martin Price (no desvelo quien es porque es el misterio del filme), cuando asesinaron a su padre no era capaz de cuidar de su hijo y se lo confió a unos agentes de la CIA como él.

Alfred Molina y Taylor Lautner en Sin Salida

Bennett, ex de la agencia, le dice que no se fíen de nadie excepto de Martin Price y que vayan a un piso y Nathan se da cuenta de que es el piso de su padre y allí cogerá algo que quien le busca, el asesino a sueldo serbio Nikola Kozlow (Michael Nyqvist, quiere recuperar por todos los medios.

Así, Nathan acabará entendiendo el por qué de su tanta preparación física y es que su padres de acogida le estuvieron preparando para aquello a lo que tendría que enfrentarse un día.

Michael Nyqvist en Sin Salida

Vale, “Sin Salida” es una película inverosímil pero cumple como entretenimiento de acción sin más pretensiones y las escenas de acción, desde peleas a persecuciones, están bastante bien hechas. Eso sí, alguien debería darle lecciones de interpretación a Taylor Lautner porque más frío e inexpresivo en su actuación no puede ser.