El Muñeco Diabólico, el juguete malévolo de los ochenta

Poster de El Muñeco DiabólicoTítulo original: Child’s Play.
País: Estados Unidos.
Año: 1988.
Director: Tom Holland.
Guión: Don Mancini, Tom Holland, John Lafia.
Reparto: Catherine Hicks, Alex Vincent, Chris Sarandon, Brad Dourif, Tommy Swerdlow, Dinah Manoff, Jack Colvin.
Duración: 87 minutos.

Andy Barclay (Alex Vincent) es un niño pequeño que quiere un muñeco Good Guy. Su madre, Karen (Catherine Hicks) le consigue uno in extremis aunque no sabe que su Good Guy de bueno no tiene nada ya que en su interior guarda el alma de un estrangulador en serie con dotes vudus de nombre Charles Lee Ray (Brad Dourif) que al verse acorralado logra meterse en el muñeco.

Catherine Hicks y Alex Vincent en El Muñeco Diabólico

Un muñeco que se llama Tommy y que quiere ser amigo de Andy “hasta el final”. Tommy se convierte en Chucky para actuar y es que primero quiere venganza y después conseguir pasar su alma al cuerpo de Andy.

Cuando Andy se da cuenta de las intenciones de Chucky, quien le había confiado su secreto, empieza a decirle a Karen que Chucky tiene vida y demás pero ella no le cree. Andy acaba en un hospital encerrado donde Chucky va a por él y al final tanto su madre como el detective Mike Norris (Chris Sarandon) acabarán por creerle tras ver a Chucky, el diabólico Chucky en acción.

Alex Vincent en El Muñeco Diabólico

“El Muñeco Diabólico” es un clásico del cine de terror muy bien hecho que contiene también su parte de humor porque Chucky es muy, pero que muy, malo pero también un cachondo y la combinación entre terror-humor lejos de salirse de tono combina perfectamente.

En un filme muy entretenido que a pesar de los años pasados desde su realización vista hoy en día sigue resultando entretenida e interesante. La música, por cierto, acompaña muy bien a las escenas.

Muy recomendable.