El Atardecer: Recuerdos de una moribunda

Poster de El Atardecer

Título original: Evening.
País: Estados Unidos, Alemania.
Año: 2007.
Director: Lajos Koltai.
Guión: Michael Cunningham, Susan Minot.
Reparto: Claire Danes, Vanessa Redgrave, Toni Collette, Hugh Dancy, Patrick Wilson, Mamie Gummer, Natasha Richardson, Glenn Close, Meryl Streep, Ebon Moss- Bachrach, Barry Bostwick, David Furr.
Duración: 107 minutos.

En su lecho de muerte Ann Lord (Vanessa Redgrave) recuerda su secreto, su mayor error en sus palabras y no para de nombrar a un tal Harris (Patrick Wilson). Sus hijas Nina (Toni Collette) y Connie (Natasha Richardson) no saben quién es ese hombre pero Ann no deja de recordar.

Hugh Dancy y Claire Danes en El Atardecer

Su historia la descubrimos en una serie de flashbacks en los que la joven aspirante a cantante Ann (Claire Danes) acude a la boda de Lila Wittenborn (Mamie Gummer), una de sus mejores amigas. Allí se reencuentra con el hermano de la novia, a quien conoció en la universidad también, Buddy (Hugh Dancy) que tiene un serio problema con la bebida y de quien Ann se convierte en niñera.

Buddy es quien le presenta a Harris, un guapo médico que prefiere para marido de su hermana y es que todos están enamorados de Harris, a pesar de ser hijo de una mujer que trabajó para los Wittenborn.

Fotograma de El Amanecer

Y mientras en los flashbacks se ven los acontecimientos que se dan previos y posteriores a la boda de Lila y cómo Ann y Harris se enamoran, en el tiempo real Nina tiene que tomar una decisión importante para su futuro y aclarar sus ideas.

Basada en el libro “Evening” de Susan Minot, “El Atardecer” es un drama con un plantel estelar que habla de remordimientos, enamoramientos, errores y secretos de un pasado que se le escapa de las manos a Ann ya que poco tempo le queda en el mundo de los vivos.

Natasha Richardson, Vanessa Redgrave y Toni Collete en El Amanecer

Buenas interpretaciones para una película que tampoco es nada del otro mundo pero que se deja ver sin mayores pretensiones que ser un filme amable que intenta tocar la fibra sensible. Atención a Claire Danes que canta y muy bien, por cierto.