En Tierra Hostil: El desactivador de bombas

Poster de En Tierra Hostil

Título original: The Hurt Locker.
País: Estados Unidos.
Año: 2008.
Director: Kathryn Bigelow.
Guión: Mark Boal.
Reparto: Jeremy Renner, Anthony Mackie, Brian Geraghty, Christian Camargo, Guy Pearce, Ralph Fiennes, Christopher Sayegh, David Morse, Sam Redford, Evangeline Lilly, Nabil Koni.
Duración: 122 minutos.

A poco más de un mes para que una unidad de desactivación de bombas del ejército estadounidense haga su rotación en Irak, a ella se une el sargento Will James (Jeremy Renner). Con su método para desactivar las bombas pone de los nervios a sus compañeros, el sargento J.T. Sanborn (Anthony Mackie) y el cabo Owen Eldridge (Brian Geraghty). Y es que a Will parece darle igual que la calle esté lena de personas y terroristas potenciales o que la bomba sea complicada porque para él es un reto y su vida.

Anthony Mackie y Jeremy Renner en En Tierra Hostil

Durante las dos horas de metraje asistimos a una sucesión de misiones en las que James, Sanborn y Eldridge tienen que participar intentando salir vivos de ellas. Pero también somos testigos de cómo los acontecimientos afectan a los tres, en especial a Will que parece tener un cerrojo en su corazón para que no le afecte nada de nada, al menos de cara a los de fuera. Un Will cuya vida se resume en dos escenas: la del supermercado con todo un pasillo de cereales para elegir, y lo que le dice a su hijo sobre las cosas que de mayores nos gustan y la única que le gusta a él. Y es que la frase con la que empieza el filme y cuya parte de “la guerra es una droga” se queda en pantalla durante unos segundos, es muy reveladora de la personalidad del protagonista.

Para mí “En Tierra Hostil” no es una película de guerra sino un filme sobre la psicología de un soldado que tras desactivar más de ochocientas bombas en su carrera habiendo pasado por Afganistán e Irak, necesita su dosis de adrenalina diaria para seguir subsistiendo. Es una película sobre el trabajo, que resulta ser la vida, de una persona y que trabaja en lugares en los que hay un conflicto. Es un drama con una tensión increíble y un Jeremy Renner que cumple en su papel a la perfección.

Brian Geraghty en En Tierra Hostil

Kathryn Bigelow vuelve una vez más a meternos en su filme y lo hace de una manera soberbia, con esa cámara en mano a veces mareante pero que sirve a la historia y a la situación de una manera perfecta, llevándonos dentro del traje de los desactivadores, a los puntos de mira telescópica de los soldados o a las explosiones.

“En Tierra Hostil” ganó seis Oscar incluyendo, con sorpresa y todo el de Mejor Película en el año 2010 y merecido para mí lo es por cómo está hecha que al final es lo que se debería juzgar. Kathryn Bigelow hizo historia al ser la primera directora en recibir el Oscar y el filme también se llevó otros premios técnicos como el de Mejor Montaje, Mejor Montaje de Sonido y Mejor Mezcla de Sonido (el sonido es simplemente espectacular), además del de Mejor Guión para Mark Boal, que no cayó en ningún momento en las frases fáciles.

Jeremy Renner en En Tierra Hostil

“En Tierra Hostil” me parece una gran película y lo cierto es que me arrepiento muchísimo de no haberla ido a disfrutar en pantalla grande en su día. Muy recomendable.