Footloose: Ren contra el pueblo

Poster de Footloose

Título original: Footloose.
País: Estados Unidos.
Año: 1984.
Director: Herbert Ross.
Guión: Dean Pitchford.
Reparto: Kevin Bacon, Lori Singer, John Lithgow, Dianne Wiest, Chris Penn, Fances Lee McCain, Sarah Jessica Parker, John Laughlin, Jim Youngs, Arthur Rosenberg, Elizabeth Gorcey.
Duración: 110 minutos.

Ren McCormak (Kevin Bacon) y su madre Ethel (Frances Lee McCain) se trasladan desde Chicago a un pueblecito del medio oeste estadounidense. Ren pronto descubrirá que los desconocidos no son demasiado bienvenidos en el lugar y que en su nuevo hogar no debe ni escuchar la música rock que tanto le gusta ni mucho menos bailar como hacía en la gran ciudad. El reverendo Shaw Moore (John Lithgow) lo deja bien claro en todos sus sermones.

Kevin Bacon y Chris Penn en Footloose

Ren no lo entiende y pronto hacen que se meta en problemas, siendo considerado por muchos un joven problemático. Aunque empieza a formar pandilla con Willard (Chris Penn), y a pesar de que el más chulo del pueblo, Chuck (Jim Youngs) que va de matón por la vida, sale con Ariel (Lori Singer), la hija del predicador, esta empezará a fijarse en el recién llegado.

Viviendo en un pueblo en el que la única música aceptada es la de cámara, donde nadie debe ponerse a bailar porque corren el riesgo de ser castigados y donde se queman libros porque atentan contra la moralidad de quienes proceden a hacerlos cenizas, Ren con el apoyo incondicional de su madre y de quienes se convierten en sus amigos, se pondrá contra el pueblo para que cambien de idea y les dejen celebrar un baile de fin de curso.

Lori Singer en Footloose

Curiosamente Ariel es una rebelde (atención a la escena de la carretera) que debe arreglar las cosas con su padre, con quien antes se llevaba bien, un hombre que a pesar delo que predica no tiene la mente tan cerrada como algunos de sus vecinos.

Nunca había visto esta película antes y no me esperaba tampoco que me fuera a gustar tanto. Es un filme ochentero porlos cuatro costados, que nos presenta una falsa moral que se combate de una gran manera, que mezcla drama con algo de romanticismo y que está plagado de buenas canciones con el mítico tema central homónimo a la película de Kenny Loggins que suena varias veces y que es imposible evitar moverse mientras lo hace.

John Lithgow y Dianne Wiest en Footloose

Como en un momento dado dice el protagonista, “Footloose” celebra la vida y la verdad es que resulta entretenido de principio, con esos créditos iniciales con diferentes pies moviéndose al ritmo de la música, a fin y con un reparto muy cumplidor. Recomendable.