La Vie en Rose: La historia de Edith Piaf

Poster de La Vie en Rose

Título original: La Môme.
País: Francia, Reino Unido, República Checa.
Año: 2007.
Director: Olivier Dahan.
Guión: Olivier Dahan, Isabelle Sobelman.
Reparto: Marion Cotillard, Pauline Burlet, Sylvie Testud, Pascal Greggory, Emmanuelle Seigner, Jean-Paul Rouve, Gerard Depardieu, Marc Barbé, Marie-Armelle Deguy, Jean-Pierre Martins, Manon Chevallier.
Duración: 135 minutos.

Seguramente nadie duda de que una de las grandes cantantes francesas, si no la más grande, fue Edith Piaf. Nacida en París en diciembre de 1915 bajo el nombre de Edith Giovanna Gassion, su madre, una aspirante a cantante, la dejó a cargo de su abuela materna con cinco años. Su padre, un contorsionista, fue a buscarla y como tenía que volver al frente la llevó al burdel que regentaba su madre en Normandia, así que la pequeña Edith pasó un tiempo entre prostitutas que se convirtieron en su familia, en especial Titine (Emmanuelle Seigner), que no quería que el padre de Edith se la llevara cuando volvió a por ella.

Fotograma de La Vie en Rose

No tuvo una infancia fácil, era una niña enfermiza que casi se queda ciega. Empezó a cantar tras volver con su padre en la calle. La gente se asombraba de su voz y con veinte años fue descubierta en el parisino barrio de Pigalle por Louis Leplée (Gerard Depardieu) y empezó a cantar en su club. Él fue quien le puso el sobrenombre de La Môme Piaf, la Niña Gorrión. Cuando años después Edith empezó a trabajar con Raymond Asso (Marc Barbé) es cuando nació Edith Piaf.

“La Vie en Rose” muestra los orígenes de Piaf, sus inicios musicales y su éxito. Pero también su problema con las adicciones y su temperamento, la mala prensa, el amor de su vida y su declive. Al parecer no se conoce toda la historia de Edith Piaf pero en lo que sí se sabe de su vida, el filme se queda bastante corto.

Marion Cotillard en La Vie en Rose

Creo que tanto salto temporal con flashbacks y flashforwards le hace un flaco favor a la historia pudiendo descolocar fácilmente al espectador y que la vida de la cantante fue demasiado breve, murió en octubre de 1963 a los cuarenta y siete años de edad, como para pasar pasajes de su vida en un par de frases como su actuación en una obra de Jean Cocteau, dedicando mucho más metraje al combate de boxeo de su amor Marcel Cerdan (Jean-Pierre Martins), que no viene al caso.

Repito, se queda corta, hay cosas que se dan de pasada y otras que se dan por hecho y que no tenemos por qué saberlas al ver el filme si poco o nada sabemos de la vida de Edith Piaf pero la película se deja ver. Lo mejor la gran interpretación que le valió un Oscar a Marion Cotillard que hace suya a Piaf, su transformación (el filme también tuvo Oscar al Mejor Maquillaje) y las canciones que suenan de vez en cuando porque Edith Piaf gran cantante y sus canciones eran realmente buenas. Irónicamente una de las más conocidas siempre será “La Vie en Rose” pero la vida de Piaf fue de todo menos de ese color.