Una Cuestión de Tiempo: ¿Y si pudieras viajar al pasado para cambiar las cosas?

Poster de Una Cuestión de Tiempo

Título original: About Time.
País: Reino Unido.
Año: 2013.
Director: Richard Curtis.
Guión: Richard Curtis.
Reparto: Domhnall Gleeson, Rachel McAdams, Bill Nighy, Lydia Wilson, Lindsay Duncan, Richard Cordery, Joshua McGuire, Tom Hollander, Wil Merrick, Margot Robbie.
Duración: 128 minutos.

A Tim (Domhnall Gleeson) su padre (Bill NIghy) le da una extraña noticia el día de su veintiún cumpleaños: todos los hombres de su familia pueden viajar en el tiempo, solo al pasado y en situaciones que hayan vivido (aunque yo creo que en esto hay un gazapo pero se le perdona). No le cuenta el pero de la historia pero Tim se acabará enterando de una manera bastante trágica.

Domhnall Gleeson y Bill Nighy en Una Cuestión de Tiempo

El chico no se lo cree al principio pero lo prueba y sí, funciona, solo tiene que apretar los puños en un lugar oscuro y cerrar los ojos y pensar dónde quiere ir. Así repite la última fiesta de Nochevieja, busca una oportunidad con Charlotte (Margot Robbie), su primer amor o busca desesperadamente a Mary (Rachel McAdams), la chica de quien se queda prendado.

Con ella vivirá una bonita historia de amor sin olvidarse de vez en cuando de revivir algunos momentos aunque también intenta cambiar alguna cosa. Lo más importante es lo que aprende por el camino, básicamente a disfrutar de cada día como si fuera el último.

“Una Cuestión de Tiempo” es una dramedia pura y dura con una bonita historia romántica de por medio bien rodada y con un reparto muy cumplidor en sus papeles. Hay momentos para la risa, hay otros bastante dramáticos que tocan la fibra del espectador y hay amor: amor hacia la pareja, los padres, los hermanos…

Rachel McAdams y Domhnall Gleeson en Una Cuestión de Tiempo

Película muy entretenida de principio a fin que hace pensar qué haríamos si como el protagonista pudiéramos viajar en el tiempo al pasado para cambiar las cosas. ¿Viviríamos los días por partida doble? ¿Cambiaríamos cosas que no nos gustarían? ¿Seríamos más echados para delante?

Bonita y recomendable historia.