Vacaciones en el Infierno: Rocambolesco pero original argumento

Poster de Vacaciones en el Infierno

Título original: Get the Gringo.
País: Estados Unidos.
Año: 2012.
Director: Adrian Grunberg.
Guión: Mel Gibson, Stacy Perskie, Adrian Grunberg.
Reparto: Mel Gibson, Kevin Hernández, Daniel Giménez-Cacho, Jesús Ochoa, Dolores Heredia, Peter Gerety, Peter Stormare, Roberto Sosa, Bob Gunton, Dean Norris.
Duración: 96 minutos.

Dos payasos roban dinero en San Diego. Su plan es escapar por la frontera hasta México pero la policía les persigue y uno de ellos no deja de sangrar. El conductor (Mel Gibson) acaba en una cárcel mexicana pero no una cárcel cualquiera, una que parece un pueblo donde conviven personas con sentencias a sus espaldas y otras que no las tienen. De hecho el lugar se llama El Pueblito y está liderada por un tipo de nombre Javi (Daniel Giménez-Cacho), cuyos secuaces son familiares suyos.

Kevin Hernández y Mel Gibson en Vacaciones en el Infierno

Allí nuestro protagonista conoce a un niño (Kevin Hernández) que está en peligro ya que Javi mató a su padre para quedarse con su hígado, ya que era compatible con él, y algún día también irá a por el suyo algo que la madre del crío (Dolores Heredia) quiere evitar.

Al final el conductor y ladrón tendrá que tratar de sobrevivir en El Pueblito haciendo lo que mejor sabe, robar, tratar de recuperar el dinero que ha robado y salvar la vida del niño del que se hace amigo y, por ende, la de su madre.

Daniel Giménez-Cacho en Vacaciones en el Infierno

El argumento de “Vacaciones en el Infierno” es bastante rocambolesco pero original a la par. El personaje le va que ni pintado a Mel Gibson y tiene química con quien se convierte en su compañero de aventuras, ese crío que quiere vengar el asesinato de su padre. El guión tiene diálogos bastante divertidos y también hay buenas y divertidas escenas de acción. La película entretiene durante su hora y media pasada.

Para pasar un buen rato, recomendable.