Potiche: Mujeres al Poder o cómo nunca hay que subestimar a una mujer

poster-de-potiche-diario-de-una-cinefila

Título original: Potiche.
País: Francia.
Año: 2010.
Director: François Ozon.
Guión: François Ozon.
Reparto: Catherine Deneuve, Fabrice Luchini, Gérard Depardieu, Karin Viard, Jérémie Renier, Judith Godrèche, Sergi López.
Duración: 98 minutos.

Suzanne Pujol (Catherine Deneuve) es una mujer florero. Al menos todos creen eso, menos ella porque prefiere aparentarlo, empezando por su marido Robert (Fabrice Luchini) que le es infiel y que la trata bastante mal.

Cuando Robert debe cogerse la baja obligatoria de la fábrica de paraguas que dirige, y que inició el padre de Suzanne, esta debe tomar las riendas, algo que hace con ayuda de la secretaria y amante de su marido, Nadège (Karin Viard) y de sus hijos Joëlle (Judith Godrèche) y Laurent (Jérémie Renier).

fotograma-de-potiche-diario-de-una-cinefila

Suzanne no solo demostrara que quienes la tienen por mujer florero, su hija incluida, se equivocan, así como que esconde mucho más de lo que aparenta y quienes la tienen en un pedestal, léase el alcalde y diputado Maurice Babin (Gérard Depardieu), también.

Basada en una obra teatral del propio François Ozon y de Pierre Barillet, “Potiche: Mujeres al Poder” es una comedia bien escrita y bien interpretada que tiene toques de humor llenos de fina ironía que consiguen sacar la sonrisa. Uno de los puntos fuertes de la película es lo bien que está ambientada, porque transcurre entre finales de 1977 y principios de 1978, tanto por vestimenta como por decoración.

catherine-deneuve-en-potiche-diario-de-una-cinefila

La situación de la mujer de la época está muy bien descrita tanto por el personaje principal como por la secretaria-amante o la hija dependiente. Para pasar un agradable rato es recomendable.