Todos los Días de mi Vida, o cómo intentar recuperar a alguien que no se acuerda de tí

Poster de "Todos los Días de mi Vida"

Título original: The Vow.
País: Estados Unidos, Francia, Australia, Reino Unido, Alemania.
Año: 2012.
Director: Michael Sucsy.
Guión: Abby Kohn, Marc Silverstein, Jason Katims.
Reparto: Rachel McAdams, Channing Tatum, Sam Neill, Jessica Lange, Jessica McNamee, Wendy Crewson, Tatiana Maslany, Lucas Bryant, Scott Speedman, Joey Klein, Joe Cobden.
Duración: 104 minutos.

Paige (Rachel McAdams) y Leo (Channing Tatum) son un joven matrimonio que tienen un accidente de coche. Paige queda en coma inducido y cuando despierta no se acuerda de Leo que no dejará de intentar que su mujer recuerde su historia de amor.

La memoria de Paige llega a cuando vivía con sus padres, estudiaba derecho y estaba prometida con Jeremy (Scott Speedman). Leo le intenta llenar los huecos pero Paige sigue sin recordar y sus progenitores piensan que lo mejor es que vuelva a casa con ellos, a pesar que desde hacía unos años ya no tenían relación con ella.

Channing Tatum y Rachel McAdams en "Todos los Días de mi Vida"

Leo recuerda los votos matrimoniales que hicieron y sigue sin darse por vencido pero ¿será capaz de lograr que Paige vuelva a enamorarse de él?

“Todos los Días de mi Vida” está basada en hechos reales. Es un drama romántico que se deja ver y que al menos da una vuelta de tuerca a las películas de amor con ese factor del coma. Tiene buenos momentos como el de la original boda y la banda sonora no está mal y me parece efectiva la forma de mostrar en un flashback seguido la relación de los dos protagonistas.

Channing Tatum y Sam Neill en "Todos los Días de mi Vida"

En lo que al reparto se refiere, Rachel McAdams está convincente pero Channing Tatum me parece un actor más bien flojito. Lo que digo, la película se deja ver.