Definitivamente, Quizás: Los amores de Will

Poster de Definitivamente, Quizás

Título original: Definitely, Maybe.
País: Reino Unido, Estados Unidos, Francia.
Año: 2006.
Director: Adam Brooks.
Guión: Adam Brooks.
Reparto: Ryan Reynolds, Abigail Breslin, Isla Fisher, Elizabeth Banks, Rachel Weisz, Derek Luke, Kevin Kline, Adam Ferrara, Liane Balaban, Annie Parisse, Nestor Serrano.
Duración: 112 minutos.

Tras una clase de educación sexual, Maya Hayes (Abigail Breslin) le pregunta a su padre Will (Ryan Reynolds) sobre sus relaciones y su madre con la que Will está en trámites de divorcio. Como Maya tiene diez años Will es reticente a entrar en detalles pero se lo acaba contando.

Abigail Breslin y Ryan Reynolds en Definitivamente, Quizás

Así conocemos a Will que dejó a su novia Emily (Elizabeth Banks) en Wisconsin para irse a Nueva York para trabajar en la campaña de Bill Clinton. Allí conoció a la peculiar April (Isla Fisher), la encargada de las fotocopias de la campaña de la que se hace muy amigo -y la fémina más interesante de la película por su historia particular-, y también a una antigua amiga de su novia, Summer (Rachel Weisz) que no tarda en atraerle tampoco.

Aunque, Will está dispuesto a casarse con Emily. Así, mientras asciende en su carrera como asesor político, tanto Maya como los espectadores conocemos las tres relaciones sentimentales más importantes en la vida del protagonista. Y, como Maya le pidió que la historia fuera romántica y de intriga, hasta cerca del final no sabemos quién es la madre de la pequeña y ni tan siquiera si Will será capaz de firmar los papeles del divorcio.

Ryan Reynolds y Elizabeth Banks en Definitivamente, Quizás

“Definitivamente, Quizás” cuenta una historia muy chula y tiene un final más que satisfactorio para mí porque era lo que realmente esperaba que sucediera. Que, de no haber sido así de llamemoslo previsible, hubiese estropeado la película.

Ryan Reynolds cumple y tiene mucha química con Isla Fisher, sobre todo. También sus compañeros principales de campaña son secundarios que encajan muy bien en la historia y hay que destacar que aún siendo una comedia romántica, “Definitivamente Quizás” no duda en mostrar otras líneas argumentales sobre la política y el periodismo y hasta hace crítica de ambas.

Isla Fisher y Ryan Reynolds en Definitivamente, Quizás

Pero si algo sobresale en este filme es Abigail Breslin porque todas y cada una de sus escenas las roba demostrando la buena actriz que lleva dentro. La banda sonora está muy bien, hasta Rachel Weisz canta, y el inicio de la película está muy bien con esas pantallas partidas y los geniales planos de Nueva York.

Recomendable, sin duda, y de las que dejan una sonrisa de oreja a oreja cuando terminan.