Nebraska: Vejez y familia

Poster de Nebraska

 

Título original: Nebraska.
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Director: Alexander Payne.
Guión: Bob Nelson.
Reparto: Bruce Dern, Will Forte, June Squibb, Bob Odenkirk, Stacy Keach, Mary Louise Wilson, Rance Howard, Tim Driscoll, Devin Ratray, Angela McEwan.
Duración: 115 minutos.

Woody Grant (Bruce Dern) es un anciano que vive en un pueblo de Montana, Estados Unidos, y que se escapa continuamente de casa para intentar llegar a Nebraska y recoger el millón de dólares que dice haberle tocado aunque, sobre todo su hijo David (Will Forte), intenta sacarle la idea de la cabeza porque dicho “premio” es un tocomocho para que una empresa consiga suscripciones a su revista.

Will Forte y Bruce Dern en Nebraska

A Woody se le va la cabeza bastante y solamente presta atención cuando algo le interesa, en este caso lo relacionado con su “premio”, así que David se embarca en el viaje que les llevará por tres estados hasta llegar a su destino. No es que con Woody, alcohólico desde casi siempre, David pueda hablar demasiado pero cuando llegan al pueblo natal de sus progenitores para visitar a unos familiares, poco a poco irá descubriendo cosas de su padre.

A ese viaje se unirán también Kate (June Squibb) y Ross (Bob Odenkirk), mujer e hijo y madre y hermano de Woody y David, respectivamente. En el pueblo a Woody le recibirán como un héroe pero los interesados saldrán hasta de debajo de las piedras.

Fotograma de Nebraska

“Nebraska” es una historia sobre la vejez y la familia muy bien rodada y con una fotografía buenísima. Es una road movie en blanco y negro que se deja ver y en la que se agradecen los muchos toques de humor que tiene, sobre todo de la mano del personaje de June Squibb porque si hubiese sido un drama solamente se haría bastante pesada para mi gusto.

Bruce Dern, nominado al Oscar al Mejor Actor, está bien pero ¿de verdad es tan valorable que un anciano haga de anciano? Para mí el verdadero protagonista del filme es Will Forte ya que lleva bastante el peso de la película. Lo dicho, se deja ver, pero tampoco es para valorarla tanto como se está haciendo.