El Tercer Hombre: ¿Qué ha pasado con Harry?

Poster de El Tercer Hombre

Título original: The Third Man.
País: Reino Unido.
Año: 1949.
Director: Carol Reed.
Guión: Graham Greene.
Reparto: Joseph Cotten, Alida Valli, Trevor Howard, Bernard Lee, Paul Hörbiger, Ernst Deutsch, Siegfried Breuer, Orson Welles, Erich Ponto, Hedwig Bleibtreu.
Duración: 105 minutos.

El escritor Holly Martins (Joseph Cotten) viaja hasta Viena para ver a su amigo Harry Lime (Orson Welles) pero al poco de llegar se entera de que Harry ha muerto atropellado por un camión delante de su casa. Holly se propone investigar el atropello y empieza a preguntar a quienes conocían a su amigo aunque más de uno, el mayor Calloway (Trevor Howard) del ejército británico incluido, le dicen que se olvide del tema.

Alida Valli, Paul Hörbiger y Joseph Cotten en El Tercer Hombre

Pero Martins descubrirá que a Harry lo movieron de la carretera a la acera sus amigos el barón Kurtz (Ernst Deutsch) y Popescu (Siegfried Breuer) y que su médico, el doctor Winkel (Erich Ponto), pasó casualmente poco después por allí. Pero lo más importante es que como le dice el portero Karl (Paul Hörbiger), hubo un tercer hombre al que no pudo ver la cara.

Así, con ayuda de la novia de Harry, Anna (Alida Valli), Holly llegará más y más cerca al núcleo del misterio, algo que tal vez preferiría haber dejado pasar.

Sobra en El Tercer Hombre

Basada en la novela homónima de Graham Greene, “El Tercer Hombre” es una película de intriga que engancha de principio a fin. Está muy bien dirigida y tiene un buen reparto, donde sobresale Joseph Cotten quien lleva prácticamente todo el peso de la misma.

Tiene muy buenas escenas y un genial uso de las sombras, además de un final realmente bueno con una escena de persecución memorable por el alcantarillado de Viena, ciudad que sirve de perfecta localización para situarnos en un momento histórico concreto.

Persecución de El Tercer Hombre

Me ha gustado mucho “El Tercer Hombre” aunque he de decir que probablemente es la película con la peor banda sonora de la historia. Personalmente, utilizar durante una hora y tres cuartos música de sitar para transmitir intriga, romanticismo o humor no me convence. Pero música aparte, esta película es muy recomendable.