A Por Ellas: Baloncesto por una buena causa

Poster de A Por Ellas

Título original: The Hot Flashes.
País: Estados Unidos.
Año: 2013.
Director: Susan Seidelman.
Guión: Brad Hennig.
Reparto: Brooke Shields, Camryn Manheim, Wanda Sykes, Daryl Hannah, Virginia adsen, Eric Roberts, Mark Povinelli, Morrey McElroy, Charlotte Graham, Jessica Rothenberg, Andrea Frankle, Carl Palmer.
Duración: 95 minutos.

Cuando Beth Humphrey (Brooke Shields) se entera de que la unidad móvil de mamografías que abrió su difunta amiga Tess va a cerrar, decide hacer algo para remediarlo. Con su pasado de jugadora de baloncesto, deporte que también practicó Tess, decide juntar a quienes conocieron a su amiga para a través de apuestas sacar dinero para reunir los 25.000 dólares que necesita en un principio.

Así llama a quien se presenta para alcaldesa Florine Clarkston (Wanda Sykes), a la motera Roxie Rosales (Camryn Manheim), a la cajera Clementine Winks (Virginia Madsen) y a la vendedora de coches Ginger Peabody (Daryl Hannah) y contrata a un veterinario sin licencia, Paul (Mark Povinelli) como entrenador.

Reparto de A Por Ellas

Su rival a tres partidos, siempre que en el primero pierdan por menos de veinte puntos para poder seguir jugando, será The Armadillos, el campeón estatal de su categoría, el equipo del instituto donde juega su hija Jocelyn (Charlotte Graham).

Pero en el pequeño pueblo de Texas donde transcurre la acción, la idea de Beth no cala muy bien, ni siquiera en su familia aunque el menor de los problemas será ese ya que Beth, la aburrida ama de casa incapaz de mantener un hobbie, descubrirá que su marido Laurence (Eric Roberts) no trabaja tanto como dice.

En la historia del cine han habido muchas películas con partidos de baloncesto importantes por unas u otras razones, pero cierto es que “A Por Ellas” al menos aporta algo más. Primero la buena causa por la que se junta el equipo; lo segundo porque las protagonistas tienen ya una cierta edad pero no les tiembla el pulso, demasiado al menos, a la hora de competir contra quienes están más preparadas a priori; y tercero porque consigue entretener de principio a fin con toques de humor, con algo de drama y con unos personajes bastante diferentes los unos a los otros. Al menos los que más aparecen en pantalla.

Fotograma de A Por Ellas

Estereotipos hay, sí, pero ¿cómo no poner a una bruja sureña y a una hija que es incluso peor que ella? Y encima en un lugar tan religioso en la profundidad de Estados Unidos. Vaya, que no pasará a la historia, seguramente tampoco sea visionada por muchísima gente pero “A Por Ellas” entretiene y a veces eso ya es un buen motivo por el que ver una película, las actrices protagonistas se complementan bien y la banda sonora es chula.